Cáritas atendió a 35.000 cordobeses durante el año pasado

Personal de Cáritas elaborando menús.

El director de Cáritas Diocesana de Córdoba, Salvador Ruiz, ha explicado este lunes que, “gracias a la labor extraordinaria de 1.600 voluntarios y de las 167 parroquias de toda la Diócesis de Córdoba, que han hecho de su vida un servicio permanente a las personas más vulnerables”, la organización caritativa de la Iglesia Católica ha podido atender a más 35.000 personas en la provincia durante el pasado año, cifra ésta que es indicativo, según ha avisado, de que “la desigualdad no para de crecer”.

Así lo ha destacado, en la presentación de la memoria de gestión de Cáritas Córdoba correspondiente a 2021, junto al obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, y el delegado diocesano y la secretaria general de Cáritas Córdoba, Pedro Cabello y Laly Ramírez, respectivamente, señalando que, “tras dos años de pandemia, que en determinados signos externos parece haber sido superada, debemos constatar que para muchas familias muy cerca de nosotros la deseada normalidad queda aún muy lejos”.

De hecho, “la crisis económica que todavía arrastramos” por la pandemia “se ha visto sumamente agravada por la subida de precios derivada de la terrible Guerra en Ucrania, que incide especialmente en la economía de las personas más vulnerables, que sufren la pobreza y la exclusión social”, mientras que la subida de precios general, pero “en particular en alimentación, electricidad y otros suministros, está obligando a muchas personas, que antes no lo habían necesitado”, a pedir ayuda a Cáritas.

La consecuencia de todo ello, según ha insistido Ruiz, es que “la desigualdad no para de crecer”, y “desde Cáritas hemos podido constatar un aumento de más del 36 por ciento en exclusión tras el Covid en Andalucía”, donde “mas de 2,2 millones de andaluces se encuentran en una situación de exclusión, de los cuales la mitad, más de 1,1 millones están en situación de exclusión severa y 475.000 personas pertenecen ya a la denominada ”sociedad expulsada“, y ”no podemos olvidar que un año más el informe Urban Audit del INE sitúa en Córdoba a cuatro de los 15 barrios más pobres de España“.

En cuanto a las más de 35.000 personas a las que ha atendido Cáritas durante 2021, Ruiz ha detallado que “la ayuda más demandada era de alimentación, junto con otras necesidades básicas, como suministros y alquileres, farmacia, higiene o gastos de educación”.

“El perfil mayoritario de las personas que atendemos --ha precisado-- es el de mujeres (64 por ciento), de edades jóvenes (hasta 40 años), de nacionalidad española (62 por ciento), con estudios primarios o sin formación (56 por ciento) y con dos o más hijos a su cargo”.

Inversión de Cáritas

Ante estos datos, Cáritas Córdoba ha hecho una inversión total en programas de intervención social durante 2021, tanto en parroquias, como en los servicios generales, de 4,1 millones de euros, de los cuales el 22 por ciento provenían de fondos públicos (IRPF y administraciones europeas, nacionales y locales, destacando el Ayuntamiento y la Diputación de Córdoba), y el 78 por ciento de fondos privados (socios, donativos y legados).

Destaca en ésta última partida la colaboración del Cabildo Catedral de Córdoba, que sustenta gran parte de la Casa de Acogida para personas sin hogar y del Hogar Residencia San Pablo para personas mayores en exclusión social. Entre estas acciones, cabe destacar los programas de atención a personas en grave vulnerabilidad, donde se trabajó con 3.293 personas, a través de proyectos de ayuda a mayores, discapacitados, enfermos de VIH, mujeres en riesgo, jóvenes, inmigrantes, ex reclusos y familias en exclusión social.

Ruiz ha querido resaltar de forma especial el servicio de empleo de Cáritas y su empresa de inserción Solemccor, ya que “han acompañado a 957 personas en acciones de acompañamiento, orientación, intermediación e inserción sociolaboral; han ofrecido cursos y talleres formativos para el empleo a 122 de ellas y han contratado a 116 personas en exclusión social”. Para ello, la inversión total en empleo en 2021 ha ascendido a más de 3,5 millones, de los que un nueve por ciento son fondos públicos y el 91 por ciento restante son fondos privados.

Además, Ruiz ha resaltado que “la inversión global de Cáritas Diocesana de Córdoba (Cáritas parroquiales, Servicios Generales y Solemccor) ha sido de casi 7,7 millones de euros, que se han puesto al servicio de las personas que sufren riesgo o situación de pobreza y exclusión en nuestra provincia”. Todo ello sin menoscabo de la cooperación internacional, a través de proyectos en Tánger (Marruecos) y Picota (Perú) y ayudando en emergencias nacionales e internacionales, como La Palma o Ucrania, con 80.000 y más de 140.000 euros, respectivamente.

Por todo ello, Ruiz ha dicho que “no podemos permanecer en la indolencia ante tantos hermanos nuestros, ciudadanos como todos, que nacen, viven y mueren en la pobreza y exclusión más extrema, muchas veces tan cerca de nosotros”, y ha finalizado haciendo “un llamamiento urgente a todos a colaborar con Cáritas en esta semana” especial, con motivo de la fiesta del Corpus Christi, “y durante todo el año”.

El obispo

Por su parte, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha asegurado que “si Cáritas no existiera habría que inventarla, porque Cáritas es la circularidad del amor cristiano, del mandato de Cristo”, y ha destacado que “en la Iglesia pueden faltar otras cosas, pero nunca puede faltar el servicio a los pobres”.

En este sentido, Demetrio Fernández ha sentenciado que “Cáritas es el nombre de Dios, Dios es Cáritas, Dios es Amor y Dios es Caridad”, para recordar que “la acción social y caritativa de Cáritas brota de la Eucaristía, por eso esta semana es la semana de Cáritas, porque es la Semana de Corpus Christi, que culminará el domingo con la procesión del Santísimo Sacramento”.

El obispo ha animado a los cordobeses a que “salgan al encuentro de los pobres, porque ello nos hace descubrir aspectos del Evangelio que no descubrimos si nos quedamos en casa tranquilamente. Salir al encuentro de los pobres es una necesidad vital de la Iglesia, es un mandato de Cristo”, por lo que ha llamado a todos los cristianos a “que aviven sus motivaciones en torno al día de la Caridad”.

Actos

En relación a los diferentes actos que se van a llevar a cabo, la secretaria general de Cáritas Córdoba, Laly Ramírez, ha destacado la Vigilia de Oración por las personas que sufren pobreza y exclusión, el próximo miércoles a las 21,00 en la Parroquia de San Miguel a cargo del delegado diocesano, Pedro Cabello.

El próximo jueves, después de la celebración de la Eucaristía para los voluntarios y técnicos de Cáritas Diocesana de Córdoba, se llevará a cabo la cuestación, que este año volverá a su formato tradicional en la calle, aunque también se pueden hacer donativos en la cuenta número ES11 0237 0210 3091 5651 3781, bajo el concepto de Corpus 2022, o mediante un Bizum al número 33581.

Por último, el próximo domingo, Solemnidad del Corpus Christi, se celebrará la Eucaristía en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, a las 19,00 horas, presidida por el obispo de la Diócesis, Demetrio Fernández, seguida de la procesión con la Custodia de Arfe, que recorrerá las calles del casco histórico de Córdoba.

Etiquetas
stats