El campo volverá a la calle para “escenificar su muerte” por los altos costes

Los representantes de UPA, Cooperativas Agro-alimentarias, Asaja y COAG

El campo vuelve a estar en pie de guerra y llevará a la calle de nuevo sus protestas ante la subida de los costes que “ahogan a productores y consumidores”. Las organizaciones agrarias Asaja, COAG, UPA y las Cooperativas Agro-alimentarias prevén manifestarse el próximo 27 de julio en una concentración en Córdoba y otros puntos del país, para “escenificar la muerte del sector”, según el lema de la protesta que se ha dado a conocer este martes.

“El sector está pasando un momento completamente crítico”, ha dicho el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Córdoba, Rafael Sánchez de Puerta, para dibujar el panorama general actual de agricultores y ganaderos. Una voz en nombre de las principales organizaciones agrarias que se han unido en la vuelta a la calle para poner el foco en “las situaciones dramáticas que está viviendo el campo”. Y apuntan como principal problema “la subida de costes que ha venido a desmontar toda la rentabilidad de la agricultura y la ganadería. Sin rentabilidad, los sectores no son sostenibles”.

Una rentabilidad que no se corresponde con la subida de precios de los productos del campo para el consumidor como demuestra mes a mes el IPC: “Que nadie piense que ese incremento de precios de los alimentos le está llegando al agricultor o al ganadero porque no es verdad. Están haciendo frente al encarecimiento de fisosanitarios, carburantes, del pienso para alimentar a los animales...”, ha puesto como ejemplo.

Sacrificio de animales para reducir las cabañas y abandono de explotaciones

Muestra de las situaciones dramáticas a las que aluden los representantes del sector, según han explicado desde Cooperativas Agro-Alimentarias y también desde COAG, es el sacrificio de animales que están haciendo algunos ganaderos “porque no son capaces de mantener la rentabilidad con los costes de alimentación”. “En general, se están reduciendo las cabaás, disminuyendo el número de animales en las explotaciones porque no hay rentabilidad”, aducen.

Casos de sectores específicos que se están viendo afectados de este modo es el porcino de capa blanca o el caprino. Entre los ganaderos, “nos consta que hay explotaciones que se están abandonando. están vendiendo las vacas y cerrando explotaciones, porque no es rentable por el incremento de costes”, apunta Carmen Quintero, de COAG. “Y si se cierran o abandonan, va a ser muy difícil que se recuperen”, advierte.

Ante esta situación, las organizaciones agrarias y de ganaderos saldrán a la calle en distintos puntos del país. En Córdoba será el miércoles 27 de julio, protagonizando en el Bulevar de Gran Capitán una “concentración y escenificación de la muerte del sector”.

Peticiones del sector

“Estamos pidiendo que se tomen medidas para que se devuelva la rentabilidad a los agricultores. Sabemos que no hay soluciones mágicas, pero habrá que tomar medidas de todo tipo: económicas con ayudas directas, con rebajas fiscales en el IBI, el canon de riego o en los módulos; y habrá que ver cómo abaratar el coste de la energía en la agricultura, el carburante y la electricidad”, propone, a grandes rasgos desde el sector.

“El barco agrario se hunde y se está hundiendo con nosotros dentro”, ha dicho gráficamente el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa. Desde su organización se han sumado a la protesta e inciden en la “volatilidad de los precios” de los productos del campo, además de la afección de la guerra en Ucrania. “Falta seguridad en el presente y en el futuro” para los agricultores y los ganaderos.

Además, apunta a la falta de soluciones por parte de la Unión Europea (UE). Las organizaciones agrarias pide que la UY exija las mismas condiciones y requisitos a las producciones que llegan de terceros países que las que se exigen en el campo español. Y, junto a ello, solicitan la dotación económica de la Ley de la Cadena Alimentaria, mayor inspección, la digitalización de los contratos y un Observatorio de Precios, según ha enumerado la portavoz de COAG.

Mirando también a Europa, desde UPA se ha criticado la reforma de la PAC que “está ya prácticamente hecha y es lesiva para los agricultores y ganaderos andaluces”. “Como sociedad, es necesario comprender la necesidad y la dependencia que tenemos de la agricultura y la ganadería”.

Y, ante la actual situación de sequía, también aluden al problema del agua: “si queremos mantener la viabilidad de nuestras explotaciones tienen que tener agua”. En el caso concreto de Córdoba, es “la provincia que más agua almacena pero menos disponibilidad para riego tiene. Y eso hay que corregirlo”.

Tabla reivindicativa de las organizaciones agrarias

Con todo, las organizaciones agrarias convocantes de la protesta piden:

Que se articulen medidas fiscales, económicas y políticas para proteger la producción de alimentos en España. Apoyo firme al sector por parte de las administraciones, a todos los niveles.

Entre otras medidas, deben ponerse en marcha la tarifas eléctricas competitivas, condonación de impuestos directos e IBI y los cánones de riego y rebajas del IVA, el adelanto de las subvenciones y la creación de líneas ayudas, ágiles y directas, el aplazamiento de deuda y acceso a financiación a largo plazo.

Un reparto más justo del valor de los alimentos en la cadena alimentaria. Exigimos una Ley de Cadena Alimentaria que solucione los problemas de la agricultura y ganadería y que se cumpla la misma. Puesta en marcha del Observatorio de precios y digitalización de los contratos obligatorios para dar transparencia a las operaciones de venta de productos agroganaderos.

Contratos temporales y adaptar la condición de fijo discontinuo a la realidad de la actividad agraria, de forma que este contrato sea beneficioso tanto para las empresas como para los trabajadores. Que se permita compatibilizar la percepción del subsidio agrario con la contratación para realizar tareas agrarias. Que se autorice la tramitación de contingentes de trabajadores extranjeros.

Que se exija a las producciones que vengan de terceros países los mismos requisitos a los que se obliga dentro de la UE. Igualdad de condiciones laborales y de uso de productos fitosanitarios con las producciones de terceros países. Controles rigurosos en las fronteras.

Que Bruselas reoriente la PAC hacía la producción de alimentos que sea rentable para los productores y a precios razonables para los consumidores, con criterios de sostenibilidad científicos y no basados en prejuicios ideológicos como contempla la actual propuesta de Reforma de la PAC. No puede olvidarse que la alimentación es la primera necesidad que tienen todos los consumidores europeos.

Que el Ministerio de Agricultura cambie sustancialmente sus propuestas de la Reforma de la PAC y que la Junta de Andalucía mantenga firmeza en la defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos andaluces. Exigimos una PAC justa para los agricultores y ganaderos de Andalucía, que reconozca la realidad, la diversidad y el potencial productivo del campo andaluz.

A pesar de que actualmente estamos en situación de sequía, no puede olvidarse que para tener una agricultura cordobesa más competitiva, debe autorizarse el incremento de los regadíos. También debe permitirse la construcción de balsas y microembalses y autorizar el llenado de las mismas con aguas de escorrentía invernales. Asimismo, debe garantizarse el agua para los ganaderos, permitiendo obras básicas de acumulación de aguas de escorrentía.

Etiquetas
stats