Más de 4.000 cordobeses han hecho su testamento vital, clave para la nueva Ley de Eutanasia

Un notario firma las últimas voluntades de una persona

Más de 4.000 cordobeses han dejado por escrito qué hacer en caso de pérdida total de facultades o ante una enfermedad irreversible. Concretamente, 4.110 vecinos de la provincia han suscrito un testamento vital en el Registro de Voluntades Anticipadas (RVA) desde que la Junta de Andalucía lo puso en marcha en 2004. Curiosamente, 2020 ha sido el año en que menos solicitudes ha habido.

La importancia del testamento vital aumenta con la aprobación de la nueva ley de eutanasia y es bastante probable que muchos de quienes han dejado por escrito cómo afrontar esta situación indeseada tengan que modificarlo, ahora que la legislación abre la posibilidad de solicitar el suicidio médico asistido.

La ley que convierte a España en el séptimo país del mundo en regular la eutanasia fue aprobada en el Congreso por 202 votos a favor, 141 en contra y dos abstenciones, y entrará en vigor dentro de tres meses. Aún es pronto para conocer sus aplicaciones prácticas en la sanidad cordobesa, que sigue a la espera de recibir las instrucciones concretas de aplicación.

Sin embargo, ya se sabe cómo funciona la solicitud para poder ejercer este derecho. De entrada, es necesario tener la nacionalidad española o residencia legal en España o certificado de empadronamiento que acredite un tiempo de permanencia en territorio español superior a 12 meses, tener mayoría de edad y ser capaz y consciente en el momento de la solicitud.

Sin embargo, ante los casos de personas que no están conscientes o en plenitud de facultades, la eutanasia puede aplicársele si ha “suscrito con anterioridad un documento de instrucciones, testamento vital, voluntades anticipadas o documentos equivalentes legalmente reconocidos".

Interlocutor ante los médicos

En este caso, se podrá facilitar la prestación de ayuda para morir conforme a lo dispuesto en dicho documento, en el que habitualmente se nombra a una persona que ejerza de interlocutor ante los médicos. En el caso de que no lo hubiera, la ley establece que “el médico responsable podrá presentar la solicitud de eutanasia”.

La provincia de Córdoba es la quinta de Andalucía en número de testamentos vitales, lejos de Málaga, que encabeza este registro, con 10.300 solicitudes a fecha de diciembre de 2020 (últimos datos publicados). A Málaga le siguen Sevilla, con 8.978; Granada, con 6.157; Cádiz, con 6.060. A continuación va Córdoba.

El trámite para realizar el testamento vital es sencillo y se puede hacer por teléfono (en el 955 545 060) o a través de la página web del Servicio Andaluz de Salud (SAS). También en cuatro puntos habilitados para ello: en la Delegación Territorial de Salud, en el Hospital Universitario Reina Sofía, en el Hospital Infanta Margarita de Cabra y en Hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco.

Etiquetas
Publicado el
5 de abril de 2021 - 05:30 h
stats