Los sindicatos exhiben su división en el Primero de Mayo

Manifestación del Primero de Mayo | ÁLVARO CARMONA
Dos manifestaciones circulan separadas por el centro de la ciudad | Miles de personas secundan las marchas en un clima festivo y reivindicativo

Dos manifestaciones distintas en una misma celebración. El Primero de Mayo ha ilustrado como nunca la división que arrastran los sindicatos desde hace años. Por un lado, los mayoritarios, liderados por UGT y CCOO. Por otro, las plataformas . En 2015 las dos manifestaciones que circulaban una detrás de la otra -a veces casi como una sola- por las mismas calles ha dado paso a dos marchas perfectamente diferenciadas, una partiendo del paseo de la Victoria y la otra de la avenida República Argentina. Dos carriles paralelos que separaban un puñado de metros y muchas ideas distintas de cómo llevar la acción sindical.

La primera manifestación en partir fue la del bloque sindical formado por CNT, CGT, CTA, SAT, Ustea y Cobas. Juan Francisco Gacto, de CGT, destacó que “ha llegado el momento de volver a luchar por derechos ya conseguidos y que están en riesgo”. Leyes como la reforma laboral, el nuevo código penal, insinuaciones como la del ministro de Justicia sobre un mayor control sobre los medios de comunicación

son para Gacto pruebas de que prosiguen “las medias represivas y los recortes sociales y de las libertades públicas”. Todo esto, en un contexto en el que planea el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido por el acrónimo en inglés TTIP) “que planea una legislación al servicio de los intereses económicos de las grandes corporaciones en vez de los intereses del pueblo”, prosigue el portavoz de CGT.

Entre los sindicatos mayoritarios se quiso mandar un mensaje muy claro. “Tiene que cambiarse las políticas que se vienen haciendo y que son políticas fracasadas de austeridad y recortes. Tiene que protegerse a las personas”, señaló Rafael Rodríguez, secretario general de CCOO en Córdoba. Y mirando a las elecciones municipales, Rodríguez recordó que van a indicarle a los trabajadores “quiénes hacen políticas en contra de los trabajadores y quiénes políticas para defender a la mayoría de los ciudadanos”.

Por su parte, Isabel Araque, máxima responsable de UGT en la provincia destacó “el ambiente reivindicativo por los derechos de los trabajadores y de la ciudadanía en general” en la manifestación. “Hacemos un llamamiento a los partidos políticos en general para luchar por la igualdad y el bienestar de las personas porque, a día de hoy, hay 47.000 familias que no reciben prestación económica ninguna”, recordó.

En la manifestación estuvieron presentes los candidatos del PSOE y de Izquierda Unida a la alcaldía de Córdoba. La socialista Isabe Ambrosio dijo estar “orgullosa” de participar el Primero de Mayo reivindicativo, señalando que su candidatura “aspira a poner en marcha un proyecto que persiga crear estructura empresarial, mejorar las posibilidades de desarrollo económico en una ciudad como Córdoba que tiene entre sus grandes retos mejorar las cifras de empleo estable y de calidad”.

Por su parte, Pedro García, candidato por IU, recordó que en Córdoba “hay casi 45.000 parados, lo que supone 5.100 más que en mayo de 2011”, justo antes de las anteriores elecciones municipales. “Hay que ponerse al frente de todas las reivindicaciones para evitar que la derecha no siga haciendo estragos en la clase trabajadora”, subrayó. “Por eso estamos aquí. La reforma laboral, de la Constitución, todo lo que ha supuesto la reforma de la administración local son duros golpes para la clase trabajadora que debe permanecer más unida que nunca en la lucha contra la derecha”, zanjó.

Ausencia del alcalde

Tal y como ya anunció, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, no acudió a la manifestación del Primero de Mayo. Nieto criticó el carácter partidista de los sindicatos. A esto respondió Rafael Rodríguez: “En CCOO vamos a intentar influir en la política pero no somos partidistas, defendemos los intereses del conjunto de los trabajadores. Si Nieto no está

aquí puede que sea porque teme enfrentarse con los que en estos años ha dejado en la cuneta porque incumplió un compromiso de no presentarse si había un solo parado más“.

Para Pedro García, “el hecho de que no esté el alcalde es una muestra más del populismo y la demagogia que utilizaba hace cuatro años”, dijo. “Yo le pedí que viniera hoy, como hizo hace cuatro años, a dar la cara aquín por los más de 5.000 parados que hay en la ciudad. El alcalde ha demostrado ser un buen candidato y un nefasto regidor”, añadió. Por su parte, Isabel Ambrosio se limitó a decir que “esto es voluntario; cada uno se retrata donde quiere”.

Etiquetas
stats