Salón de Héroes: donde los niños en tratamiento oncológico demuestran sus superpoderes

.

Un pequeño bombero de 4 o 5 años corre por los pasillos del hospital con un casco rojo y su particular 'torre de salvamento' anclada a él. Entra en el Salón de Héroes y, allí, día tras día demuestra más fortaleza que el mismísimo Hulk y todos los superhéroes juntos. Porque este salón es una ludoteca muy especial, donde niños como este pequeño bombero, en tratamiento oncológico en el hospital Reina Sofía, demuestran sus superpoderes para pasar las etapas de su lucha contra el cáncer.

Niños y padres tienen en este Salón de Héroes un oasis para entretenerse y divertirse, para pasar las largas horas de hospital cuando un día tras otro se alargan los tratamientos. Y para evadirse del lugar en el que están porque, también en un hospital, el juego tiene que formar parte del desarrollo de un niño.

“Los niños de hemato-oncología pasan mucho tiempo ingresados y necesitan un lugar que les sirva para divertirse, para distraerse y para pasar el tiempo y comunicarse entre ellos”, explica la doctora Antonia Rodríguez. Por eso, con el Salón de Héroes “fundamentalmente se consigue que los niños vean que el ingreso para un tratamiento y que tener esta enfermedad no es tan grave, que ellos pueden llevar una vida parecida a la que llevan en su casa, que pueden seguir jugando, que pueden seguir comunicándose con otros niños y que pueden, de alguna manera, divertirse”.

El hospital Reina Sofía de Córdoba ha sido el primero de España donde la Fundación Juegaterapia instaló un Salón de Héroes, una ludoteca específica para niños en tratamiento oncológico, decorada con motivos de cómics y donde los auténticos héroes son ellos al demostrar su fortaleza en la lucha contra la enfermedad.

En esta sala, los pequeños pacientes pueden transformarse en personajes de cómic y vivir sus propias aventuras, rodeados de juegos tradicionales y también de videojuegos. Un diseño futurista, lleno de colores y de dibujos, hace que los niños con cáncer pasen el tiempo en esta sala olvidando su enfermedad junto a sus personajes favoritos.

Y aquí, también los padres, madres y voluntarios de la Asociación contra el Cáncer interactúan con los más pequeños en su mundo de cómic particular. “La estancia en el hospital es bastante dura, sobre todo porque son estancias largas”, relata José Antonio Conde, padre de una niña ingresada en este área.

“La ‘habitación de héroes’ nos viene a los padres muy bien para entretener a los niños y que ellos tengan una diversión diferente al tiempo que pasan en las habitaciones”. “Ellos necesitan no ver esto como algo que rompa su rutina y la rutina de los niños son, por supuesto, los juegos”. Y es que, de eso se trata, de que la vida de estos pequeños héroes siga siendo lo que debe ser, también en el hospital: puro juego.

Etiquetas
stats