Una salida conjunta al difícil momento que vive el sector turístico

Isabel Albás.

Isabel Albás

Primera teniente de alcalde delegada de Turismo y Desarrollo Económico

¿Cuántas veces hemos escuchado decir en los últimos meses que vivimos una crisis sin precedentes? Es así, tanto por su alcance, porque ha afectado a todos los sectores, como por la rapidez con la que nos ha sacudido, sin verla ceñirse sobre nosotros. No hemos tenido capacidad de reacción y ahora nos toca recomponer lo que se ha roto.

Lo peor, y eso no tiene solución, son las vidas que se han quedado en el camino. Pero sí tenemos margen para que la economía y el mercado laboral puedan latir de nuevo. En una ciudad como Córdoba, con 34.500 personas en paro ya antes del confinamiento, el estado de alarma, con el consiguiente cese de la actividad, ha supuesto la puntilla. Así, a 31 de agosto, la capital sumaba hasta

41.038 cordobeses sin trabajo, un 20,6% más que el año anterior.

El papel lo aguanta todo, pero esos números son personas que lo están pasando mal y que ven como afrontamos un otoño nada halagüeño. La situación, lo sabemos, es complicada, mucho, pero quienes me conocen saben que soy optimista por naturaleza, y no voy a dejar de serlo ahora.

La economía de nuestro país, y por consiguiente la de nuestra ciudad, está compuesta por sectores muy relacionados entre sí, de manera que si cae uno, los demás van en cadena. Eso ha ocurrido con el sector turístico. Por hacernos una idea, en julio visitaron la capital 18.557 personas, un 74% menos que un año antes, cuando se contabilizaron 71.396. Son unas 52.800 personas que han dejado de consumir en nuestros restaurantes, de dormir en nuestros hoteles y de comprar en nuestros comercios. Las previsiones para los próximos meses no son mucho mejores, y eso después de haber perdido nuestra temporada más alta, que engloba abril y mayo.

En los momentos más difíciles es cuando hay que tomar las riendas

de manera decidida y llevando a la práctica algo que siempre hemos predicado y en lo que creemos firmemente: la colaboración público-privada. Os aseguro que no ha sido fácil, pero hemos logrado poner negro sobre blanco y plasmar en un documento las medidas necesarias para andar en la senda de la reactivación del sector en la ciudad.

No va a ser fácil, lo sabemos, pero lo vamos a conseguir. ¿Por qué estoy tan segura? Porque esta ciudad tiene los mejores mimbres, como son su patrimonio, su cultura, su gastronomía, su entorno natural, su gente, su clima, un ámbito ecuestre que nos hace únicos en el mundo y unas potencialidades para atraer turismo de negocios que nos dibujan como un destino preferente para la celebración de congresos. Y también estoy tan segura porque conozco a los profesionales que mantienen cada una de las patas que he nombrado, conozco su entrega y sé de su gran trabajo. Sin ellos no sería posible levantar cabeza, pero puedo asegurar que van a estar ahí, peleando, como siempre.

Este Ayuntamiento, y concretamente la Delegación de Turismo, va a estar en primera fila liderando la salida de la crisis. No vamos a eludir nuestra responsabilidad, como tampoco lo está haciendo la Junta, que acaba de anunciar el Plan Andalucía en Marcha, cuyo objetivo general es reactivar la economía y crear empleo en la comunidad.

Pero el impulso definitivo tiene que llegar del Gobierno central en el sentido de que el empuje debe ser homogéneo para todo el sector en su conjunto. Así, en el Pleno que celebramos mañana en el Ayuntamiento, el Grupo Municipal de Ciudadanos proponemos instar al Ejecutivo a rebajar el IVA turístico del 10 al 4% como incentivo al empleo e impulso al sector, a ampliar la vigencia de los Ertes del sector hasta el 30 de abril de 2021 y a que lleve a cabo la flexibilización de los avales y créditos ICO.

No es momento de esconderse, si no de dar la cara, apoyar, arrimar el hombro, impulsar y, como no, ser positivo. Saldremos de esta entre todos.

Etiquetas
stats