Sadeco prepara una campaña en mercadillos sobre higiene urbana

Un trabajador de Sadeco, de limpieza tras un mercadillo. | MADERO CUBERO
La compañía pretende concienciar a los vendedores ambulantes de que dejen limpio el entorno una vez concluya su jornada laboral

La empresa municipal Saneamientos de Córdoba (Sadeco) pondrá en marcha a primeros de febrero una nueva campaña informativa sobre higiene urbana dirigida a los comerciantes de venta ambulante que ejercen su actividad en los tradicionales mercadillos de la ciudad: Noreña, Fuensanta, Huerta de la Reina, La Ladera, Sector Sur y El Arenal.

Según informa la empresa pública municipal a través de una nota de prensa, esta campaña comenzará con la entrega de una carta personalizada a los titulares de los puestos en la que se les recuerda que al ejercer su actividad comercial en la vía pública, cobra especial importancia dejar limpio el entorno al finalizar la jornada laboral para evitar molestias y quejas de los vecinos de las zonas donde se instalan los mercadillos, así como dar una mala imagen.

Ya en el pasado mes de septiembre se llevó a cabo una primera entrega de cartas personalizadas a los titulares de los puestos ambulantes. En esta ocasión y con el objeto de conseguir mayor efectividad, se reforzará la entrega de la misiva con la visita de personal del Área de Educación y Comunicación de Sadeco, quienes ofrecerán a todos los comerciantes bolsas de basura para que depositen en ellas los residuos generados a lo largo del día.

De igual modo llevarán a cabo labores de concienciación, incidiendo en el hecho de que para no ensuciar el entorno “es primordial efectuar la limpieza sistemática del puesto de venta tanto durante como al final de la jornada comercial”.

El Servicio de Inspección Ambiental también estará presente en esta campaña, que concluirá en primavera. Lo hará para supervisar y controlar que se cumple la Ordenanza Municipal de Higiene Urbana.

La limpieza de la vía pública tras la celebración de estas actividades comerciales supone para Sadeco un coste semanal de 3.500 euros, importe que no incluye el servicio de limpieza en los mercadillos de la periferia -Villarrubia, Cerro Muriano y Alcolea-, lo que implica un coste final bastante mayor.

Desde Sadeco recuerdan que es obligación de cada titular la limpieza de la zona pública que ha utilizado, “siendo responsable por las infracciones que pudiera cometer”. Las sanciones por incumplimiento pueden llegar hasta los 600 euros y la retirada total o parcial de la licencia.

Etiquetas
stats