Sadeco asegura que los gatos de la colonia del Taurino fueron capturados por personal del museo

Museo Taurino de Córdoba | TONI BLANCO

La empresa Sadeco niega tajantemente haber capturado los gatos de la colonia junto al Museo Taurino de Córdoba, según ha denunciado Pacma, y apuntan a que fue el personal del museo el que separó las crías y solicitó al personal del Centro de Control Animal (CECA) que se hiciera cargo de ellas.

En declaraciones a CORDÓPOLIS, fuentes de Sadeco relatan que, desde el primer momento, se contactó con ellos para que actuaran “lo antes posible” respecto a esta colonia, ante la llegada de la temporada alta de visitas al zoco municipal y al museo, y debido a las “molestias” que presuntamente los animales causaban a los visitantes.

Frente a esta llamada, desde Sadeco contestaron al personal de Cultura -del que depende el Taurino- que el Consejo Rector de la empresa había aprobado que el tratamiento con las colonias de gatos ferales en la ciudad consistía en el método CES (traducido como captura, esterilización y suelta), y que, por tanto, “no podía asumir la recogida y gestión de los animales”, y les invitaban a contactar con la protectora de animales que está llevando a cabo el proyecto CES.

Según las fuentes consultadas, una vez que Sadeco aclara que no puede “capturar” a los gatos, les informa también de que, en caso de que los empleados del museo procedieran a la captura, la empresa pública podía prestarles unas jaulas de gatos con las que transportarlos al CECA, donde finalmente se hicieron cargo de los animales.

Y es que, según fuentes de Sadeco, fueron los empleados del museo los que decidieron retirar a los animales y, como tal, solicitaron que se les facilitaran jaulas, que se entregaron en el Museo Taurino el viernes 15 de marzo. A partir de ahí, desde Sadeco solo se hacen responsables de haber recibido los animales y haberles dado la cobertura para que sobrevivieran, antes de que se hiciera cargo de ellos una protectora.

Por un lado, desmienten al Pacma, que les acusaba de haber participado en la captura y del que ponen en duda el relato de que los animales hayan muerto -“a los gatos no les ha pasado nada”, aseguran-, y por otro aclaran que fueron los empleados del taurino quiénes actuaron sobre la colonia, a pesar de que, desde la Concejalía de Cultura afirmaron este martes que “nadie del museo ha cogido gatos” y que “los gatos que aparecen en el Taurino vienen del Zoco Municipal”.

Las protectoras cargan contra el Ayuntamiento de Córdoba y contra Sadeco

Por su parte, la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Córdoba (FAPAC) han denunciado en un comunicado este “nuevo caso de maltrato institucional” y que parte, a su juicio, “desde instancias municipales correspondientes a la Concejalía de Cultura”. No obstante, en la nota también se cuestionan la aplicación del acuerdo firmado con Sadeco para “llevar a cabo un control ético de colonias”.

“La Concejalía de Cultura no han tenido noticia de ello, dando la sensación de una actuación que forma parte de una política errática, incoherente, y descoordinada del Ayuntamiento de Córdoba”, señalan las protectoras, que consideran que esta decisión a transmite “una imagen deplorable de la ciudad de Córdoba ante sus visitantes”.

Etiquetas
stats