Las reservas hoteleras para Semana Santa se sitúan en el 74 %

Público en la carrera oficial de 2017 | MADERO CUBERO

La Semana Santa de 2017 marcó un hito casi histórico, con varios días en los que la ocupación hotelera en la ciudad superó el 90 por ciento. De ahí que los hoteleros sean este año más cautos a la hora de augurar la respuesta del turismo ante la cita cofrade de este año, que llega varias semanas antes que en 2017, y tras una temporada en la que la ciudad y la provincia han vivido acechadas por las lluvias, que son buenas para el campo, pero no para el turismo.

Con este panorama, el presidente de la Asociación de Empresarios del Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Manuel Fragero, ha cifrado en un 74 por ciento la previsión de ocupación hotelera en la capital durante los próximos 10 días, en los que el récord de visitas se espera, de nuevo, el jueves, viernes y sábado santos. Para esos días las reservas están en 88, 90 y 85 por ciento, a una semana vista.

La Semana Santa de este año comenzará con una ocupación tímida, con un 62% en los hoteles este viernes, que aumentará al 78% el sábado, y caerá de nuevo al 65% el domingo de ramos. Entre el lunes y el miércoles se prevé una ocupación del 70%, y el domingo de resurrección el número de reservas cae hasta el 64%. Fragero alerta de que, si bien estas previsiones no son una foto fija, poco han variado en los últimos diez días.

“Está estancada la contratación, porque los datos apenas han cambiado. Es más, han bajado un 0,4, porque ha habido cancelaciones”, especifica el presidente de Aehcor, que lamenta que “la Semana Santa de Córdoba no se va a llenar este año porque la gente está indecisa”. Según Fragero, la clave puede estar en los últimos días soleados, que pueden llevar a los turistas indecisos, nacionales en su mayoría, a apostar por Córdoba como destino.

No obstante, a la espera de conocer la previsión meteorológica, cree que este año el sector “va a salvar los muebles”, pero con “un 10 por ciento menos que en 2017”, siguiendo la tónica del arranque de 2018 en Córdoba.

A su juicio, si bien el cambio de la Carrera Oficial es “muy favorable” y ofrece “un producto turístico mucho mejor” que el que había antes, convendría intentar algo para subir la ocupación durante los fines de semana. “El primer fin de semana es muy flojo porque aquí no hay tradición de ir a ver las capillas, y sería interesante a lo mejor intentar algo así para subir la ocupación”, reflexiona Fragero, quien ha deseado una buena estación de penitencia a las hermandades y cofradías.

Etiquetas
stats