El Reina Sofía bate otro récord de donantes de órganos en un trimestre

Presentación del balance, esta mañana en el hospital.
El incremento de las donaciones a ‘corazón parado’, la mayor implicación de profesiones de la provincia y la generosidad de las familias han permitido este nuevo hito sanitario

El Hospital Universitario Reina Sofía ha registrado 23 donantes de enero a marzo de este año, la cifra más alta que se ha conseguido en un trimestre en el complejo sanitario. Entre las circunstancias que lo han hecho posible figuran la mayor concienciación de la población que se traduce en la subida de la aceptación ciudadana a la donación, el incremento de las donaciones en asistolia o a corazón parado y la mayor implicación de los profesionales de otros hospitales de la provincia, según ha informado la Consejería de Salud a través de una nota de prensa.

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, ha agradecido hoy en rueda de prensa su solidaridad a las "numerosas familias que en momentos sumamente delicados sacan lo mejor de ellos mismos para permitir que la vida continúe y también a los profesionales del Hospital Reina Sofía que lo hacen posible y que buscan la innovación constante para superarse cada día".

La directora gerente del centro, Marina Álvarez, ha señalado que "estos buenos resultados también tienen su reflejo en el número de trasplantes de órganos realizados en estos tres primeros meses, 50 en total, un 12% más que en el mismo periodo de 2015". Los profesionales del centro han llevado a cabo en los últimos tres meses 23 trasplantes de riñón (uno de ellos de donante vivo de una madre a su hijo), 14 de hígado (uno de ellos de donante vivo a un bebé), 5 de corazón, 7 de pulmón y uno de páncreas-riñón. Además, en este primer trimestre se han efectuado 19 trasplantes de córnea y 14 de médula ósea.

Por su parte, el coordinador de trasplantes del centro, José María Dueñas, añade que "un aspecto muy positivo que también se ha producido en este trimestre es que no hemos tenido ninguna negativa familiar". El médico valora esta circunstancia como algo "excepcional, especialmente teniendo en cuenta el número tan alto de donaciones registradas, que nos permite tomar el pulso a la generosidad de la población cordobesa".

En este sentido, el doctor Dueñas asegura que se trata de "la primera vez que en un periodo de tres meses logramos que todas las familias acepten la donación. Va para todas ellas mi admiración, por decir sí a la donación de órganos, ya sea de vivo o de cadáver, para que otros sigan viviendo. El reto que tenemos por delante es seguir manteniendo estos porcentajes y llegar al horizonte del cien por cien de aceptación familiar a finales de año".

Donación a corazón parado

Del total de donaciones registradas entre enero y marzo de ese año, siete han sido en asistolia o a corazón parado y 16 cuando el paciente se encontraba en muerte encefálica. El coordinador sectorial de trasplantes apunta que el "incremento de este tipo de donaciones ha sido considerable, ya que hemos registrado un 133% más que en estos tres mismos meses del pasado año, cuando se contabilizaron 3 donaciones en asistolia".

La incorporación de la modalidad de donación en asistolia en el Hospital Reina Sofía se realizó en 2013 y desde que se posee esta acreditación se han registrado 36 órganos procedentes de donaciones en asistolia (33 riñones, 1 pulmón y 2 hígados) que se han implantado en este centro y en otros hospitales del país.

En estos casos, los donantes son pacientes hospitalizados que presentan patología irreversible, se encuentran en situación terminal y requieren medidas de soporte vital. Ante este tipo de situaciones, se llevan a cabo los pasos para la donación, de acuerdo con la legislación vigente y protocolos aprobados por las sociedades científicas, cumpliéndose así la voluntad del paciente o de sus familiares sobre la donación de órganos y tejidos. La limitación del soporte vital es una decisión que toma el equipo clínico, con el consentimiento familiar, cuando se llega a un punto en el que tratamiento adicional se considera inútil.

La mayoría de los potenciales donantes en asistolia controlada son pacientes con enfermedad neurológica grave con pronóstico funcional catastrófico o con patologías cardiorrespiratorias con evolución y pronóstico desfavorables, en los que las medidas terapéuticas aplicadas han resultado ineficaces.

Donantes de la provincia

Además, cinco de las donaciones del primer trimestre de 2016 han sido posibles gracias a la colaboración de familias y profesionales de otros hospitales de la provincia, concretamente, dos del Hospital Infanta Margarita de Cabra, una del Hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco y una del Hospital de Montilla. Habitualmente la colaboración viene de profesionales de intensivos, urgencias y en ocasiones de medicina interna, "que son quienes están en contacto más directo con pacientes en estado crítico", prosigue el doctor Dueñas.

"Estamos trabajando y colaborando con profesionales de la mayoría de centros de la provincia –también con los de los hospitales de Puente Genil y Peñarroya- para poder ofertar a toda la sociedad su derecho de ayudar a los demás mediante la donación de órganos y tejidos", continúa.

Andalucía

En total, los hospitales públicos andaluces han realizado 200 trasplantes de órganos y más de 650 implantes de distintos tipos de tejidos en lo que va de año, gracias a las 113 donaciones de órganos recibidas de personas fallecidas y 13 donaciones de órganos de donante vivo.

Igualmente, se ha incrementado la donación en asistolia o también llamada a corazón parado, que representa ya más del 30% de donaciones en lo que va de año, frente al 20% que supuso en el total de donaciones registradas en Andalucía en 2015 y el 17% en España. Asimismo, los datos registrados ponen de manifiesto el progresivo descenso de donantes jóvenes que fallecen por accidentes de tráfico. Actualmente, este tipo de donaciones representan sólo un 3% frente al 40% de la década de los 90.

La Consejería de Salud agradece la labor desarrollada por todos los colectivos y agentes sociales implicados en el proceso de donación de órganos (asociaciones de enfermos, medios de comunicación, magistrados, forenses, profesionales sanitarios y no sanitarios, de aeropuertos, policía o guardia civil, entre otros), ya que contribuyen a crear un clima favorable a la donación.

Además, la Coordinación Autonómica de Trasplantes manifiesta su admiración y gratitud a los familiares de los donantes de órganos por su extraordinaria solidaridad y generosidad, que constituyen un claro ejemplo a seguir, aunque hay que continuar trabajando para conseguir que el cien por cien de los andaluces diga sí a la donación de órganos.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2016 - 14:57 h
stats