El PSOE y toda la oposición en contra de la suspensión de licencias a apartamentos que proponía IU

Emilio Aumente habla con Pedro García en presencia de Carmen González | MADERO CUBERO

El grupo mayoritario del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Córdoba, el PSOE, y toda la oposición -Ganemos, PP, Ciudadanos y Ucor-, se han mostrado en contra de la suspensión de licencias a apartamentos turísticos que proponía IU desde Urbanismo y han obligado a aparcar esta iniciativa. La propuesta quedó sobre la mesa del consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo el miércoles y este jueves, antes del Pleno municipal, han quedado patentes las posturas de todos los grupos en contra de la medida que planteó IU.

La anunciada moratoria para suspender durante un año la concesión de licencias a apartamentos turísticos no ha convencido al PSOE, que pidió que este asunto se dejara aparcado y que el consejo rector de la GMU simplemente apruebe el inicio de los trabajos para innovar el Plan Especial del Casco Histórico con vistas a delimitar los usos de las viviendas turísticas. “No estamos de acuerdo con la suspensión de las licencias”, ha explicado el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente (PSOE). “No pongamos en marcha medidas que no resuelven el problema”, ha dicho para explicar que es la Junta de Andalucía la que otorga el permiso de vivienda turística y que el Ayuntamiento solo regula la construcción de hoteles y apartamentos turísticos. “Hay que sentarse con la Junta, es un tema complejo y complicado”.

Además, Aumente ha apuntado que medidas como una innovación del Plan Especial del Casco Histórico, cuyo desarrollo conllevan unos dos años al menos, deben acometerse a principio de un mandato para “que dé tiempo” a llevarla a cabo y no ahora, cuando se ha planteado, con las elecciones municipales a unos meses vista.

Su socio de gobierno, IU, ha defendido que el consejo rector inicie los trabajos para la innovación del Plan Especial del Casco Histórico -punto que se llevará a aprobación este viernes- “en aras del consenso”, sin la iniciativa de suspender las licencias. El presidente de la GMU, Pedro García, ha cargado las tintas en los grupos de PP y Ciudadanos que, a su juicio, están “radicalmente en contra de cualquier protección del casco histórico”.

“Falta de diálogo e información”

En la oposición pero como grupo que apoya la gobernabilidad en el Ayuntamiento, Ganemos Córdoba ya había expresado su crítica a la suspensión de licencias porque no abarcaba a todo el casco histórico ni a todos los tipos de apartamentos y, además, a su juicio, no frenaría la proliferación de viviendas turísticas sino que haría que la presión de estas se desplazase a otras zonas.

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, ha criticado la falta de diálogo sobre esta medida por parte de IU y ha reclamado “una hoja de ruta para afrontar lo que está pasando en el casco histórico”. Además, advierte que la aprobación de una innovación del Plan del Casco a estas alturas es “un canto al sol, para decir que vamos a iniciar unos trabajos con la garantía absoluta de que no vamos a mover un dedo de aquí a que acabe el mandato”, en referencia a los plazos que no podrán llevarse a cabo antes del final del mandato.

Por su parte, desde el PP, José María Bellido, se ha felicitado por que “afortunadamente” la suspensión de las licencias para apartamentos “ha pasado a la historia”, una iniciativa anunciada por IU sobre la que ha criticado que “nadie tenía información ni se ha dialogado”. Bellido ha apuntado que la oposición logró que en el consejo de Gerencia de Urbanismo se descartase la suspensión de licencias por ahora y ha reclamado a Urbanismo que estudie y analice los datos sobre las viviendas turísticas antes de proponer medidas como esta.

También desde la bancada de la oposición, Ciudadanos ha criticado, por boca de su portavoz, David Dorado, la falta de diálogo e información por parte de IU para proponer esta medida sobre las viviendas turísticas. Dorado ha pedido que Urbanismo “desista de esta innovación del casco histórico” que, a su juicio, “con el cambio de usos no se vitará la proliferación de viviendas turísticas y sí afectará a los negocios hoteleros”.

Por último, desde Ucor, Rafael Serrano, ha dicho que la medida anunciada se hizo “sin consenso ni negociación con nadie”, como “globo sonda” por parte de Urbanismo que “ahora se paraliza”. Ha puesto el foco en los “inversores que quieren estabilidad” para reclamar medidas consensuadas para limitar las viviendas de uso turístico y poner freno a las ilegales.

Etiquetas
stats