El PSOE exige al alcalde una reunión “seria y urgente” para avanzar en el acuerdo sobre el uso de remanentes

El concejal del PSOE José Antonio Romero.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Córdoba ha exigido este martes al alcalde, José María Bellido (PP), una reunión "seria y urgente, esta semana o como mucho a principios de la semana que viene", para avanzar en el acuerdo sobre el uso de los remanentes de las cuentas municipales.

A este respecto y en rueda de prensa, el edil socialista José Antonio Romero ha señalado que "la situación es suficientemente grave y no se pueden consentir más excusas y pérdidas de tiempo", recordando que en la última reunión de la Junta de Portavoces, que se convocó el pasado jueves para abordar la situación del covid-19, hubo una "conversación muy informal y muy de trazo grueso sobre el destino de los 17 millones".

Por ello, tanto para los socialistas, como para otros grupos de la oposición, "es una absoluta deslealtad vender un principio de acuerdo de una simple conversación", argumentando Romero que ya se sabe "que para el alcalde el marketing está por encima de todo y que lo de alcanzar consensos no es lo suyo, pero este no es un buen comienzo si, de verdad, quiere llegar a un acuerdo".

Romero ha explicado que en ese encuentro todos los grupos políticos dejaron clara la voluntad de avanzar en la reactivación económica de la ciudad, "pero fue solo eso, una primera toma de contacto, donde no se avanzó absolutamente nada".

De hecho, el gobierno local de PP y Cs "solo expuso tres de los ejes y fue el grupo socialista el que puso un cuarto sobre la mesa: la necesidad de un plan de empleo ágil y eficaz para ayudar a las personas que tienen problemas para encontrar un trabajo.

Romero ha detallado que "son muchas ya las veces que desde el grupo socialista" se ha "tendido la mano para que la ciudad avance y mire al futuro sin dejar a nadie atrás", pero siempre han tenido "un 'no' por respuesta", con lo que esperan "que esta sea de verdad, de corazón y no para enmarañar como ocurrió con el Plan de Choque, donde públicamente pedían unidad", pero "la realidad dejó muy claro que solo quería acuerdos con Vox".

Romero ha pedido igualmente al gobierno local de PP y Cs que aclare en qué situación llega el Plan de Choque, en el que había medidas comprometidas a poder usar los remanentes, pues "este acuerdo pactado con los agentes sociales y solo con un grupo, Vox, ya se ha incumplido en asuntos como el de no bajar los ingresos".

Sobre los cuatro ejes que se avanzaron verbalmente, el edil socialista ha explicado que el primero de ellos, el refuerzo de los Servicios Sociales, "no solo debe pasar por aumentar las plantillas y las partidas, hay que estructurar un plan y preparar este departamento, no para aguantar los envites del virus, sino para los efectos que según los expertos van a permanecer durante años".

A juicio de los socialistas, "se necesitan más recursos humanos, medidas innovadoras, un plan de contingencia útil y una diferencia clara entre el papel del Ayuntamiento, como garantía de esta red y el trabajo de las ONG para reforzarlo".

Junto a ello, las ayudas a los sectores parados o muy afectados por la crisis son "fundamentales, pues hay que ayudar a los autónomos y pymes para que puedan seguir abriendo sus persianas hasta que de nuevo puedan seguir adelante por ellos mismos, y tienen que ser ayudas directas, trasparentes y de gestión rápida", como ya propusieron los socialistas en las enmiendas al presupuesto de 2020.

Sobre las empresas públicas, para el PSOE la clave se encuentra en que éstas "no se vean afectadas por la crisis, y que por unanimidad hagamos un pacto por defender su empleo, su viabilidad y su gestión desde lo público. Para eso se tendrán que hacer las transferencias corrientes que sean necesarias para cumplir con esos objetivos".

En cuanto al eje de inversiones, en el PSOE tienen muchas dudas sobre su efectividad, pues llevan todo el año pidiendo que el Ayuntamiento "ejerza su papel de motor de la reactivación económica poniendo en carga las inversiones de 2019 y 2020 recogidas en los presupuestos, pero siguen paralizadas".

La causa de ello, según ha indicado Romero, es que "el área de gestión está atascada, y sin la contratación de trabajadores no saldrán nada adelante". Por eso ha abogado por conseguir que estas inversiones sean ágiles.

Para el PSOE, "puede ser el momento de poner en marcha obras muy necesarias para la ciudad, que pueden ser de menor coste y rápidas de ejecutar, como instalaciones deportivas (piscinas de la calle Marbella y de la Fuensanta), campos de fútbol como el de Alcolea, actuar en los colegios públicos al margen del plan de climatización o hacer un plan de arbolado para la ciudad".

Etiquetas
stats