El PSOE de Castro critica que el alcalde ha vuelto a “enchufar a un compañero de IU”

Una imagen de Castro del Río | MADERO CUBERO

El Grupo Municipal del PSOE de Castro del Río ha criticado este jueves que el alcalde del municipio, José Luis Caravaca, ha vuelto a “enchufar a un compañero de IU”, entendiendo los socialistas que esta contratación, “por decreto”, de “un miembro su lista electoral como monitor de deportes” responde a una “actitud caciquil” del alcalde.

Según ha informado el PSOE de Castro en un comunicado, el citado monitor “había denunciado al Consistorio por despido improcedente, a pesar de haber sido el mismo alcalde quien lo contrató solicitando como requisito tener título de entrenador de futbol”.

Fue en octubre de 2016 cuando el Ayuntamiento de Castro “solicitó oferta al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para contratar a un técnico de deportes por obra y servicios” y, “a pesar de existir demandantes de la oferta con titulaciones relacionadas con el puesto, como INEF, Magisterio de Deportes o Grado en Actividades Físicas y Deportes, el requisito principal era”ser entrenador de futbol“.

Posteriormente, “haciendo un uso arbitrario de la capacidad para contratar que tiene un alcalde”, el regidor “siguió prorrogando el contrato a su compañero de partido, en lugar de volver a llamar a otro aspirante, dando así oportunidad a otros jóvenes de la población”, y “todo ello con el objetivo de hacerlo indefinido”.

Entiende el PSOE de Castro que el procedimiento seguido por el alcalde consiste en que, “primero contrata estableciendo un perfil muy concreto; segundo, encadena contratos hasta que alcanza un tiempo en el que hay que cesar al trabajador o hacerlo indefinido y, posteriormente, el trabajador demanda al Ayuntamiento por despido improcedente”.

Hasta aquí, según los socialistas, “todo parece ser legal, hasta que la sentencia judicial comunica al Consistorio que debe optar por una de dos opciones: indemnizar al trabajador con el pago de lo que sería un finiquito por despido improcedente (unos 2.500 euros), con lo que se extinguiría el contrato”, o bien “readmitir al trabajador y, además, abonarle los salarios de tramitación, es decir, volver a contratarlo, hacerlo indefinido y además pagarle el salario que no ha disfrutado desde que fue cesado (unos 7.000 euros)”.

El Grupo Municipal del PSOE cuestiona la capacidad del alcalde para seguir al frente del Ayuntamiento, “ya que ha optado, mediante decreto y sin contar con el Pleno, por la opción menos ventajosa para las arcas municipales, mientras que ha antepuesto el interés personal de un compañero de partido”.

Ha dado lugar así a una situación que “está provocando un gran malestar entre los jóvenes demandantes de empleo con titulaciones universitarias, ya que, a lo largo del mandato varios integrantes de la lista y militantes de IU son quienes acaparan puestos de trabajo mientras algunos declaran que en el Ayuntamiento de Castro del Río las ofertas de empleo se adaptan a perfiles de candidatos con nombre y apellidos”.

Por eso, ante “tal falta de transparencia y aberración para con los principios de igualdad, mérito y capacidad que han de regir el derecho de acceso a la función pública, el PSOE de Castro, grupo mayoritario de la oposición, reclamará la revocación del decreto promulgado por el alcalde, al considerar que este no prioriza el interés general de todos los castreños”.

Etiquetas
stats