La Junta reclama al Gobierno las conexiones eléctricas de alta tensión en el norte de Córdoba

Un técnico de Endesa en una torre de electricidad.

El Gobierno de la Junta de Andalucía ha criticado este martes que el Ejecutivo central “excluye” y “ha dejado fuera” de su planificación energética vinculante hasta el año 2026 inversiones en infraestructuras “clave” para la comunidad autónoma. Entre ellas están las conexiones del norte de la provincia, de Los Pedroches y el Valle del Guadiato, con Extremadura y Castilla La Mancha.

En ese sentido, la Junta ha advertido este martes de que “el desarrollo de los proyectos de energías renovables en Andalucía se verá condicionado y limitado por el plan de inversiones en infraestructuras de la red de transporte del sistema eléctrico hasta 2026 aprobado por el Gobierno central, ya que esta planificación energética vinculante ha dejado fuera inversiones que la Junta de Andalucía considera estratégicas para desarrollar el potencial de energías limpias en la comunidad, así como para el crecimiento industrial y socioeconómico de la región”.

La Consejería de Hacienda y Financiación Europea ha presentado este martes al Consejo de Gobierno un informe elaborado por la Agencia Andaluza de la Energía en el que se analiza el plan de inversiones que ejecutará Red Eléctrica de España (REE) en los próximos años en Andalucía, y del que se desprende, según ha detallado la Junta, que el 60% del volumen de inversión previsto corresponde a actuaciones heredadas de la anterior planificación (2015-2020) que “no se han ejecutado y que se incluyen como nuevas actuaciones”.

De este modo, según detalla la Junta, la planificación energética vinculante aprobada en el Consejo de Ministros del pasado 22 de marzo, con “un año y medio de retraso”, recoge actuaciones por valor de 515 millones de euros en Andalucía, “muy por debajo de los 782 millones que pertenecerían a la comunidad si se hubiese tenido en cuenta el peso poblacional, la superficie o el consumo eléctrico”.

De esos 515 millones, 309 responden a actuaciones ya contempladas en la anterior planificación, pero que “no se han realizado en plazo, y solo 206 millones se corresponden con nuevas infraestructuras”.

En este sentido, el informe recoge que “apenas el 40% de la inversión se destina a nuevas actuaciones no incluidas en la planificación anterior”, y que “solo 96 millones de euros, es decir, el 18% del total aprobado para Andalucía, coincide con actuaciones solicitadas por Andalucía en la propuesta inicial y posteriores alegaciones presentadas ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, lo que denota, que no se han tenido en cuenta las particularidades ni las necesidades específicas de la región”, sostienen desde la Junta.

Del mismo modo, el documento subraya el “importante retraso global” en la ejecución del anterior plan de inversiones, ya que el grado de ejecución de los compromisos presupuestarios contemplados en la planificación energética vinculante 2015-2020 “solo ha alcanzado el 28,3% del total”.

“Desventaja”

La Junta ha detallado que el informe de la Agencia Andaluza de la Energía pone de relieve, además, que Andalucía “parte de una situación de desventaja respecto a otras comunidades autónomas, ya que la densidad de la red de transporte por habitante es un 42% inferior a los valores medios peninsulares, de modo que la región cuenta con 712 kilómetros de red por cada millón de habitantes frente a los 1.231 kilómetros de media en la Península”.

Asimismo, subraya el Gobierno andaluz que desde el Ejecutivo central “no se han tenido en cuenta las zonas señaladas por Andalucía incluidas en el reto demográfico y que disponen de un elevado recurso renovable y de una baja densidad de red de transporte, lo que hace inviable el desarrollo de proyectos”.

En este sentido, las provincias de Jaén y Córdoba son las que menos inversión van a recibir, ya que el Ministerio “no ha incluido las conexiones con Castilla-La Mancha y Extremadura que había solicitado la Junta de Andalucía”, que ha explicado además que, en el caso de Málaga y Cádiz, las actuaciones que contempla son “prácticamente todas heredadas de la anterior planificación”, mientras que Granada y Almería son las provincias con mayor inversión prevista por la culminación del eje 400 kilovoltios (kV) Caparacena-Baza-La Ribina que, no obstante, “ya estaba recogida en la anterior planificación y que llega con retraso”, según apostilla el Gobierno andaluz.

La propuesta realizada por la Junta de Andalucía en mayo de 2019, que “contaba con el consenso de los agentes implicados para dar cobertura a las necesidades de la región”, proponía actuaciones por importe de 736 millones, pero la planificación aprobada por el Consejo de Ministros solo contempla “un 13% de las actuaciones planteadas en esa propuesta”.

El Gobierno andaluz insiste en “la necesidad de que la comunidad andaluza cuente con las infraestructuras necesarias para aprovechar el abundante recurso renovable del que dispone para descarbonizar el sistema energético”.

En este sentido, la Junta ha explicado que el Ejecutivo central ha estimado como escenario de generación renovable probable 5.892 nuevos megavatios (MW) en Andalucía para 2026, cuando las previsiones de la Junta son “muy superiores”, de 26.000 MW en el horizonte de 2030.

Más inversión

Pero para ello “resulta fundamental que el Ejecutivo central revise e incremente el volumen de inversión asignado a Andalucía”, según la Junta, que cree que éste “debe ir encaminado tanto a cubrir las actuales insuficiencias para la evacuación del potencial de generación renovable previsto para 2030, como a solucionar las dificultades estructurales de la red de transporte”.

Según el informe publicado por REE a finales de 2021 sobre la capacidad del sistema eléctrico, la red de transporte andaluza contaba con 36 nudos saturados, esto es, sin capacidad para conectar nueva potencia, sobre un total de 90 en Andalucía, lo que significa que “el 40% no puede atender la demanda de capacidad de evacuación de nuevos proyectos renovables”.

Desde la Junta de Andalucía “no se entiende que, pese a que desde el Gobierno central y desde el Ministerio competente se determine como prioridad para este nuevo periodo la importancia para evacuar la electricidad generada por nuevos proyectos renovables para avanzar en la transición del sistema energético, a Andalucía, siendo la comunidad con mayor potencial de estos recursos, se le prive de las infraestructuras básicas para contribuir a la consecución de estos objetivos”.

Etiquetas
stats