Unos espeleólogos hallan pinturas rupestres en una cueva de muy difícil acceso en Carcabuey

Uno de los espeleólogos, en el interior de la cueva

El Grupo Espeleológico Kart-Oba (GEKO) está realizando una tarea sistemática de prospección sobre el terreno, localización, exploración y estudio de cavidades en una zona de calizas del término municipal de Carcabuey, en las Sierras Subbéticas Cordobesas.

Fruto de estas labores, el pasado 30 de marzo tuvo lugar el hallazgo casual de una estación rupestre en una de las cavidades localizadas. Se trata del Abrigo Fernando, de pequeñas dimensiones y en cuyas paredes se conservan restos de dos pinturas rupestres con pigmentación roja que, a falta de un estudio más detallado que pudiese arrojar datos más concretos sobre su cronología, podrían estar adscritas a la Prehistoria Reciente. 

Siguiendo el protocolo que marca la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía, se comunicó el hallazgo inmediatamente a la Delegación Territorial de Córdoba de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. Como marca la Ley, Abrigo Fernando se declarará Bien de Interés Cultural (BIC) al contener manifestaciones de arte rupestre.

Estos trabajos espeleológicos en la zona (en los que también participan miembros del Grupo Espeleológico G40 y del Grupo de Exploraciones Subterráneas de Priego de Córdoba) continuarán en los próximos meses y no se descarta que puedan aparecer nuevos yacimientos.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2021 - 05:00 h