La Plataforma de la Mezquita pide al Parlamento acudir al Constitucional

Manuel Gracia, con Mir Jordano, Miguel Santiago y Anna Freixas, en el Parlamento.
El colectivo se reúne con el presidente Manuel Gracia para promover que el legislativo andaluz plantee la inconstitucionalidad de la inmatriculación del monumento que hizo el Cabildo | El colectivo insiste en que su debate es “patrimonial y cultural, y no religioso”

La Plataforma ciudadana Mezquita Catedral, Patrimonio de Todos, se ha reunido hoy con el presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, con un objetivo: que el legislativo andaluz promueva y presente un recurso de inconstitucionalidad que anule la inmatriculación del monumento que en su día realizó el Obispado de Córdoba. El portavoz de la plataforma, Miguel Santiago, ha detallado que es el Parlamento de Andalucía el que tiene las competencias para llevar el caso al Tribunal Constitucional.

Además, la plataforma reclama que “se encargue un informe técnico al Icomos, organización vinculada a la Unesco dedicada a la conservación de los monumentos, conjuntos y sitios, para que inspeccione sobre el terreno las evidentes anomalías que se están produciendo”, según recoge el escrito que el colectivo a entregado a Manuel Gracia. También demandan “que se tomen las decisiones oportunas tendentes a establecer fórmulas de gestión pública, profesional y transparente de la Mezquita-Catedral, preservando los derechos de uso que la Iglesia Católica históricamente ostenta”.

La plataforma ha querido dejar claro que el debate que proponen es “cultural y patrimonial”, “no religioso”, y que además no cuestionan “el uso católico de la Mezquita” sino que se centran en denunciar “el abuso en la gestión que se está haciendo del monumento”. El presidente del Parlamento, Manuel Gracia, les ha transmitido que pondrá el asunto en manos de los tres grupos políticos (PP, PSOE e IU) con los que la plataforma se podrá reunir a partir del mes de junio.

En el escrito, la plataforma reclama una inspección del Icomos para que “se examinen todos los documentos de carácter divulgativo que el Obispado distribuye entre los millones de turistas que visitan la Mezquita-Catedral y que incluyen una clara adulteración de la historia”. También que “se verifiquen la cartelería y señalética de todo el monumento, donde se ha eliminado el término Mezquita o Mezquita-Catedral, en beneficio del vocablo exclusivo de Catedral, y se ha cercenado toda alusión a la esencia andalusí del monumento” y que “se revise el espectáculo nocturno El alma de Córdoba, confeccionado por el Cabildo con una decidida intención de ocultar la grandeza y el esplendor de la arquitectura andalusí”.

En el mismo sentido, el colectivo demanda que “se analice el material audiovisual divulgativo difundido por el Obispado sobre la Mezquita-Catedral, donde hay una manifiesta eliminación del arte y arquitectura andalusí e islámicos de un edificio que es reconocido mundialmente como paradigma de convivencia y encuentro de culturas” y también que “se examine el texto de los audioguías que se entregan a los turistas que visitan el edificio de forma individualizada, en cuyo relato también se incurre en las mismas irregularidades que se acaban de denunciar”. Por último, reclaman que “se inspeccione el control ideológico que el Cabildo de Córdoba ejerce sobre el medio centenar de guías turísticos, a quienes se alecciona para ofrecer una interpretación sesgada de la Mezquita-Catedral en la línea descrita en los epígrafes anteriores. El Obispado filtra la contratación de guías oficiales de la Mezquita-Catedral con un examen excepcional y dirigido contraviniendo la normativa autonómica en la materia”.

En cuanto a la gestión que proponen del monumento, en su escrito dirigido al presidente del Parlamento de Andalucía la plataforma asegura que “el Obispado de Córdoba tiene derecho al uso litúrgico católico de la Catedral en las condiciones que se estipulen”, pero que “la difusión histórica, artística, arquitectónica y cultural de la Mezquita-Catedral debe ser dirigida por un órgano público que garantice un relato científico y riguroso de la historia del monumento Patrimonio Mundial”.

Miguel Santiago detalló que la Mezquita de Córdoba es un monumento singular y por tanto necesitará de una gestión singular, ya que “no es civil como la Alhambra de Granada ni completamente religioso como la Catedral de Sevilla”.

Etiquetas
stats