Las pilonas provocan un accidente de tráfico cada dos días

Accidente de tráfico en la pilona de la calle San Pablo.
Entre enero y octubre un total de 139 vehículos han chocado contra estos dispositivos; la más estrellada, la de Amador de los Ríos con 102 accidentes

Las pilonas de Córdoba se han convertido en un problema para la seguridad del tráfico. Según datos del propio departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, cada dos días choca un vehículo contra alguna de las cuatro pilonas instaladas en la ciudad, en las calles San Pablo, Amador de los Ríos, Cárcamo o Puerta de Sevilla. Así, entre enero y octubre se produjeron un total de 139 choques contra las pilonas cordobesas de conductores en muchos casos despistados.

Aunque los choques más aparatosos han sido contra la pilona del Realejo (poco antes de Nochevieja una mujer resultó herida en un accidente de tráfico), los más numerosos son en la pilona de la calle Amador de los Ríos, que regula el tráfico de entrada al entorno de la Mezquita. Así, según estos datos, entre enero y octubre se han registrado un total de 102 choques. Mientras, en el Realejo se han producido 29, siete en Puerta de Sevilla y uno en la calle Cárcamo.

La mayoría de los siniestros con las pilonas provocan graves daños en los vehículos. Muchos sufren destrozos en el cárter del vehículo, que provocan grandes fugas de aceite en la calzada y las consecuentes retenciones de tráfico hasta que llega la Policía Local, se retira el coche y se elabora el atestado.

MULTAS DE LAS CÁMARAS

Por otra parte, Movilidad también ha hecho balance del número de multas que han puesto las cámaras de seguridad de tráfico instaladas por toda la ciudad. Así, la que más está trabajando es la de la Ribera, que en los diez primeros meses del año pasado impuso un total de 14.321 sanciones. El mes en el que más multó fue en mayo, cuando se superaron las 2.000. La evolución de las sanciones de esta cámara es casi exacta a la del número de turistas que recibe Córdoba, lo cual indica, como reconocen fuentes del departamento de Movilidad, que la mayoría de las multas son a turistas. Muchos, de nacionalidad extranjera, son difícilmente localizables para poder cobrar las sanciones.

La mayor multa de la ciudad se impone para los vehículos que circulen sin permiso y en dirección contraria por la Ribera de Córdoba. En junio de 2013 esa cámara cazó a 147 conductores, que han perdido la mitad de sus puntos del carné de conducir y que han sufrido una sanción económica de 600 euros.

Etiquetas
stats