Ocho años después, el Ayuntamiento podrá acabar la Ronda Norte

Obras inacabadas de la Ronda Norte | MADERO CUBERO
El TSJA falla a favor de la Gerencia y de que se ejecute el aval de 12 millones de euros depositado por Marín Hillinger en Cajasur como garantía de la obra

Ocho años. Ese es el tiempo que ha pasado desde que la constructora Marín Hillinger paralizó las obras de construcción de la Ronda Norte de Córdoba hasta que el Ayuntamiento tiene la vía libre para poder acabar estos trabajos, fundamentales para facilitar la salida de los vecinos de la urbanización Mirabueno. La Sección Segunda de la sala de lo Contencioso Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha fallado a favor del Ayuntamiento en el eterno conflicto jurídico que mantenía con Cajasur para ejecutar los avales para la construcción de la Ronda Norte. Ahora, el TSJA le da la razón al Ayuntamiento y obliga a Cajasur a depositar los 12 millones de euros con los que avaló a Marín Hillinger para garantizar la finalización de los trabajos sean depositados en la Gerencia Municipal de Urbanismo, según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico y esta mañana ha avanzado Diario Córdoba.

La construcción de la Ronda Norte está parada desde el año 2008, cuando la empresa que la estaba ejecutando (ACSA) suspendió los trabajos por impago de Marín Hillinger. En 2009, reclamó la ejecución de un aval que Marín Hillinger firmó con Cajasur por importe de 12 millones de euros. El propio Ayuntamiento llevó el caso al consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo en el anterior mandato pero en junio de este mismo año el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tumbó la ejecución de este aval. El alto tribunal andaluz consideró que el aval estaba firmado por la junta de compensación y no por Marín Hillinger. No obstante, el Ayuntamiento recurrió y el Contencioso Administrativo de Córdoba le dio la razón.

La historia de la construcción de la Ronda Norte ilustra a la perfección el estallido de la burbuja inmobiliaria en Córdoba. Marín Hilinger se comprometió a construir este tramo de circunvalación al Norte de la ciudad tras lograr la urbanización de la zona de Mirabueno. Una vez construidas las casas (y vendidas en su mayoría) inició las obras, pero las abandonó cuando apenas si se había ejecutado el 30% por falta de financiación. Entonces, Urbanismo comenzó a reclamarle la ejecución de una obra que Marín Hilinger finalmente nunca reinició. Con ese dinero, Urbanismo calculaba que tendría dinero suficiente para acabar la Ronda Norte.

Ahora, la Gerencia ya puede acabar la obra. Esta mañana, el presidente de la Gerencia, Pedro García, que aún no conocía la sentencia insistía en que se hará todo lo que se pueda para licitar lo antes posible el fin de la obra, para lo que harán falta los 12 millones del aval que ahora tendrá que entregar Cajasur al Ayuntamiento.

Etiquetas
stats