Muere la elefanta Flavia

La elefanta Flavia, en el zoológico de Córdoba | MADERO CUBERO

La elefanta Flavia, el animal más conocido del parque Zoológico de Córdoba, ha muerto este viernes 1 de marzo poco antes de las 9:30. Los animalistas propusieron su traslado, algo que no recomendaron diversos informes del Ayuntamiento por la delicada salud de la elefanta. Flavia ha muerto de mayor, según ha informado la concejala de Medio Ambiente, Amparo Pernichi. Su estado de salud era delicado, especialmente en los últimos días. El Ayuntamiento había previsto el fatal desenlace y quería avisar a la ciudadanía “para que acudiese a despedirse”, dijo Pernichi, pero “no nos ha dado tiempo” y el animal ha fallecido mucho antes de lo previsto.

La elefanta ha muerto a la edad de 46 años (supuestamente, pues se desconocía su edad real). De esos, ha pasado 42 en el Zoológico de Córdoba. Flavia nació en el año 1973. En todos estos años, son pocos los niños que no tienen una fotografía con el popular animal. La elefanta ha vivido más años de los previstos para un animal de sus dimensiones en cautividad. La media, de hecho, no suele sobrepasar los 40 años.

“Es un golpe tremendo para la familia del Zoo”, ha lamentado Pernichi. Flavia tenía graves problemas de artrosis. Este viernes, “se ha tendido sin posibilidad de levantarse, se le ha administrado un suero para evitarle el sufrimiento y al quedarse dormida otro suero para que tuviera la muerte más digna posible”, ha informado la concejala en una rueda de prensa extraordinaria.

Su cadáver ya ha sido trasladado. Durante estas labores, el Zoológico ha estado cerrado pero por espacio de una media hora. A las 10:00 de la mañana ya había reabierto sus puertas, sin Flavia por primera vez en los últimos años. La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba se encargará de sus restos. Se le practicará la autopsia y el cadáver será donado a la ciencia para su estudio, según ha informado el Ayuntamiento. “Era un icono para los niños y niñas que visitaban el zoo”, ha lamentado la concejala.

A partir de ahora, “no entendemos que tengamos que tener una sustituta de Flavia, aunque atenderemos a las peticiones” de las redes tanto peninsular como mundial de zoológicos. El recinto donde estaba Flavia, de hecho, puede ser usado “por cualquier otro animal”, ha asegurado Pernichi.

El Ayuntamiento trató de buscarle una pareja a la elefanta, tras constatar a través de varios informes que el animal tenía depresión al pasar toda su vida sola en un recinto cerrado del Zoológico de Córdoba. Pero ya era tarde. Su edad lo desaconsejó.

Flavia llegó al Zoológico de Córdoba en el año 1976, en un traslado que despertó toda la atención mediática de la prensa de la época. Descanse en paz uno de los símbolos de la ciudad.

Etiquetas
stats