El Movimiento Antirrepresión dice que persisten las denuncias

Miembros de la Acampada Dignidad sostienen carteles en apoyo a Carlos y Carmen. | MADERO CUBERO
El colectivo afirma que hay policías que amenazan a jóvenes tras las concentraciones

El Movimiento Antirrepresión de Córdoba ha denunciado este jueves que siguen llegando denuncias a las casas particulares de personas que han participado en movilizaciones de protesta. Se trata de ciudadanos que en su momento no fueron advertidos de estar realizando algo ilegal ni se le requirieron los datos.

Juan Manuel Caballero, portavoz de este colectivo señala que nada ha cambiado y que, a pesar de los encuentros con representantes de la Administración, se está dando un nuevo “recrudecimiento de la represión por parte de las instituciones”. El colectivo tiene conocimiento ahora mismo de unos 25 expedientes, “pero sabemos que hay más y que irán llegando”.

En Córdoba se está reprimiendo cada vez más, señalan en el Movimiento Antirrepresión. “No solo no se ha parado, sino que se ha recrudecido, de la misma forma que ha ocurrido a nivel estatal, acompañado de un cambio de la legislación que pone trabas para trabas para que los ciudadanos accedan a la Justicia”, prosigue Caballero refiriéndose a la ley de tasas judiciales. “Aquí en Córdoba vemos que desde 2012 se han abierto una serie de expedientes administrativos sancionadores que han seguido para adelante, como ocurrió con la convención del PP en Córdoba”, recordó. En ese caso, varios sindicalistas de CTA fueron multados con 300 euros de sanción por el escrache a 500 metros de distancia que un grupo de unas 200 personas le realizó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su visita a Córdoba del pasado mes de noviembre para clausurar la Interparlamentaria del PP. “La vía penal”, prosigue Caballero, “también se ha ido agudizando en todo el Estado, en concreto, tenemos varios casos con personas ya en prisión o con personas apunto de ingresar, como el caso de Carlos y Carmen, en Granada, a los que se les pide penas de tres años y un día por ejercer su derecho constitucional a la huelga”.

Pero lo más preocupante de la denuncia que plantea el Movimiento Antirrepresión es una de la que afirman tener conocimiento pero que no han presentado denuncia todavía. La plataforma denuncia que “la propia Policía, amenaza a los jóvenes que participan en movilizaciones de protesta con darles palizas”, sostiene Antonio García Pantaleón. esto habría ocurrido al menos una vez, el 30 de abril, cuando se concentraron frente a las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo. “Nos parece muy grave que se amedrente a jóvenes que son inexpertos en las concentraciones y se les asuste de esta manera tan ilegal y peligrosa para la democracia”.

El Movimiento Antirrepresión ha solicitado una reunión con la Subdelegación del Gobierno para comunicar su preocupación por estos hechos. La Subdelegación no informará hasta que no se produzca dicho encuentro.

Etiquetas
stats