La Mesa del Regadío de Córdoba traslada a la CHG las demandas de los agricultores

Un olivar.

La Mesa del Regadío de Córdoba, compuesta por la Delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía, las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG y la Federación de Cooperativas Agroalimentarias, se ha reunido con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Antonio Ramón Guinea, para trasladarle las demandas y necesidades de los agricultores cordobeses respecto al uso del agua para sus cultivos.

En este sentido y según ha informado la Administración autonómica, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta en Córdoba, Francisco Zurera, ha explicado que “en la provincia existen 228 hectómetros cúbicos de agua que, durante los últimos 30 años, han sido utilizados por otros territorios, y es un derecho y de justicia que este recurso sea aprovechado por los agricultores cordobeses”.

El delegado ha indicado que “estos 228 hectómetros cúbicos equivalen a las necesidades de riego de 150.000 hectáreas de olivar, con lo que ello supone de desarrollo económico, del sector agrario y de empleo, que se traslada a otros territorios”

Por ello, la Mesa del Regadío de Córdoba va a solicitar una reunión a la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio ambiente, Isabel García Tejerina, y al consejero de Agricultura y Pesca de la Junta, Rodrigo Sánchez, a la vez que ha solicitado al presidente de la CHG la inclusión de esta reivindicación en el Pacto Nacional del Agua.

El delegado de Agricultura ha valorado la buena disposición de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, “aún siendo conscientes de la delicada situación de los embalses cordobeses y de las reservas de agua, debido a la escasez de precipitaciones”.

La Mesa del Regadío de Córdoba se constituyó en septiembre de 2016 “para defender los intereses de la agricultura del siglo XXI y reclamar, con una sola voz, lo que es de justicia, y posibilitar el desarrollo del sector agrícola”, que es “determinante para el presente y futuro de nuestra provincia”, según ha subrayado Zurera.

El delegado de Agricultura ha agradecido al presidente de la CHG su compromiso por defender los intereses de la provincia de Córdoba y favorecer la labor de los agricultores y el desarrollo social y económico de los cultivos de regadío.

Para Zurera, hablar de agua significa “empleo, riqueza y calidad de vida y hay que trabajar para ofrecer a nuestros agricultores las condiciones para su bienestar y garantizar la viabilidad y calidad de las explotaciones agrarias”.

Etiquetas
stats