Medidores de CO2 para velar por la salubridad del aire en las aulas en la era Covid

Medidor de CO2 en el CEIP Cronista Rey Díaz.

La ventilación y la salubridad del aire que respiran los escolares en clase es uno de los factores que están presentes desde el inicio del curso en el protocolo Covid-19 que siguen los centros para evitar contagios. Ventanas abiertas y ventilación continuada se han impuesto como normas y, ahora que llega el frío del otoño y el próximo invierno, los centros buscan cómo mantener la ventilación necesaria sin menoscabar el bienestar de los alumnos.

Es el caso del CEIP Cronista Rey Díaz, donde cuentan desde esta semana con medidores de CO2, según han explicado a este periódico. Ha sido el AMPA El Pretorio de este colegio, “asesorada por el equipo directivo del centro y este a su vez por un técnico especializado en el tema” quien ha pagado este nuevo “recurso que vela por la salubridad del aire en las aulas y espacios comunes, ahora que con la llegada del frío surge la necesidad de cerrar las ventanas en determinados momentos de la jornada”.

Según señalan desde el colegio, estos medidores de CO2 muestran “la concentración de este gas en el ambiente. Si los parámetros son altos, evidencian que la calidad del aire respirable no es buena y además de abrir las ventanas según indique el protocolo Covid del centro, hay que ventilar en ese preciso instante”.

Rutina de medición a diario

El centro, una vez ha recibido los aparatos por parte del AMPA, ha dispuesto un horario diario de control y medición por todas las aulas y espacios comunes dos horas después de la entrada al centro. “Con esta rutina diaria, incorporada al protocolo Covid, se garantiza un excelente equilibrio entre la temperatura óptima que debe darse en el aula para el trabajo y bienestar del alumnado y la calidad del aire por la ausencia de partículas nocivas en suspensión”, aseguran.

El asesoramiento recibido por el colegio determina que, “un índice de hasta 400 muestra que la calidad del aire es excelente; entre 400 y 700 es buena, y por encima de 700, caso que todavía no se ha dado, aún cerrando ventanas a ratos, procede ventilar”.

Además de estos medidores de CO2, el AMPA ha ofrecido también al centro ayudas económicas para adquirir material Covid, como bobinas industriales de papel desechable o cuerdas para delimitar áreas y zonas de recreo para mantener aislados a los grupos burbuja.

Etiquetas
stats