Martínez presenta un convenio para “salvar” Pérez Giménez

.
El último propietario del laboratorio afirma apostar por mantener el empleo y la actividad

Los representantes legales del último propietario de los laboratorios Pérez Giménez, el médico Sergio Martínez, ha presentado un convenio en el decanato de los jueces para dar salida a la empresa farmacéutica que arrastra algo menos de 50 millones de euros de deuda a bancos, proveedores y trabajadores. Pérez Giménez está concursada y en manos de unos administradores designados por el juzgado de los Mercantil de Córdoba.

Fuentes cercanas señalan que el convenio plantea la vender la fábrica a un inversor. Según sus cálculos, con el dinero se pagaría el 10% de la deuda y, manteniendo la actividad de la fábrica y el empleo de la plantilla, se podría pagar el resto en cinco años.

Martínez y sus abogados dejan en manos del juez de lo Mercantil la decisión de señalar al comprador idóneo, aunque en su entorno se señala que existen varios inversores dispuestos a comprar la fábrica de la firma, famosa por su calmante vitaminado.

Quienes han diseñado esta salida reconocen que es “arriesgada” desde un punto de vista procesal, pero destacan que es un sistema ágil y rápido para que se pueda atender las deudas de manera rápida. “Con ellos se evitarían despidos”, señalan. Pero para ello, subrayan, el convenio contemplaría el compromiso del comprador en mantener los puestos de trabajo. Aunque este extremo formaría parte del desarrollo posterior y no es una de las piezas fundamentales de la actual fase.

El plazo de presentación de convenios para hacerse con las riendas de la firma, bien para liquidarla o para mantener su actividad se cumple hoy.

Etiquetas
stats