Loyola Andalucía, tranquila ante la crisis de Abengoa

Entrada a la universidad Loyola Andalucía en Córdoba. | MADERO CUBERO
La Universidad explica que su alquiler de dos edificios del campus sevillano de Palmas Altas no corre peligro

La Universidad Loyola Andalucía, uno de cuyos patronos es Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa, se muestra completamente tranquila por la situación de preconcurso de acreedores del gigante energético andaluz. Fuentes consultadas aclaran que la relación entre ambas entidades se limita al alquiler de dos edificios que Abengoa hizo a Loyola en el campus sevillano de Palmas Altas. Y su continuidad no peligra, resaltan.

La Universidad Loyola Andalucía es una entidad privada propiedad de la Compañía de Jesús y es ella la que realiza y controla las inversiones, señalan las fuentes. La relación con Abengoa se limitó, insisten, a ese alquiler citado y ninguna otra. “Nos apena la situación por la que está pasando la empresa y los trabajadores y deseamos que se soluciones pronto”, señalan.

Abengoa era hasta esta semana la única empresa andaluza que cotizaba en el Ibex 35. Su amenaza de quiebra ha provocado su expulsión. Pero su situación, además de a los inversores, preocupa y mucho a sus más de 20.000 trabajadores que tiene por todo el mundo. La compañía sevillana también tiene intereses en la provincia de Córdoba.

En el año 2010, Abengoa se asoció con la japonesa JGC Corporation, para construir dos de las mayores plantas solares en España. En concreto, las obras se desarrollaron durante dos años en el término municipal de El Carpio, en unos terrenos propiedad de la Casa de Alba. Las plantas solares, gemelas, se llaman Solacor 1 y 2, y en ellas trabajan medio centenar de personas, según informó en su día Abengoa, que las explota desde el año 2012.

Etiquetas
stats