Logra cambiar de barrio su kiosco tras las palizas que recibía en el que tenía

Imagen de un kiosko | PIXABAY

Una mujer, que regentaba un kiosko en un barrio humilde de Córdoba, ha logrado que le concedan permiso para ubicarlo en otro barrio, después de recibir varias palizas en el que tenía por parte de los inquilinos de su piso, con quienes había tenido problemas y a los que había denunciado.

"Hacía casi un año que no se le permitía entrar en su vivienda y, por haberlos denunciado, (los inquilinos) se habían presentado en el kiosko dos veces y le habían dado tales palizas que en ambas ocasiones la dejaron inconsciente debido a las patadas en la cabeza que recibió", relata el Defensor del Pueblo Andaluz, al que acudió la afectada ante la situación que vivía.

La mujer exponía en su queja al Defensor que "regentaba un kiosko en un barrio humilde de Córdoba y que era propietaria de una casa alquilada con cuyos inquilinos tuvo problemas, de los que recibió graves agresiones".

"Estaba desesperada", señalaba la afectada, que en su queja al Defensor afirmaba que "la justicia era demasiado lenta y todavía no había podido conseguir que desahuciaran de su casa" a los agresores. Además, explicaba que, "debido a las brutales palizas que recibió, había perdido la clientela del kiosko porque todos tenían miedo", dado que allí era donde se habían producido las agresiones. Incluso, la compañía eléctrica le había cortado la luz del kiosko porque ya no ganaba dinero suficiente para pagar la factura.

Por todo ello, la mujer quería conseguir una ubicación del kiosko en un barrio diferente "donde empezar de nuevo". Ante la situación descrita, el Defensor del Pueblo Andaluz solicitó al Ayuntamiento de Córdoba que indicara si era posible acceder a la petición de la afectada para cambiar de ubicación el kiosko o, de no ser así, que informara de las razones por las que ello no se estimaba procedente.

Tras la petición de informe y las diversas gestiones realizadas ante el Ayuntamiento de Córdoba, finalmente se remitió respuesta municipal en la que se daba cuenta de que se había resuelto favorablemente la petición de traslado de kiosko, de manera que la afectada podría seguir su actividad en otra zona de la ciudad alejada de los agresores, mientras esperaba la acción de la justicia.

Etiquetas
stats