Vecinos del casco piden a Urbanismo consensuar la norma para instalar placas solares

Instalación de placas solares en edificios.

Los vecinos del casco histórico de Córdoba han pedido en un comunicado a Urbanismo que, antes de aprobar la norma sobre instalación de placas solares en esta zona de la ciudad, se consulte previamente con el Consejo de Distrito Centro.

En una nota de la Asociación de Vecinos La Axerquía, los vecinos señalan que la respuesta dada por Urbanismo, que plantea las placas mimetizadas con el tejado como solución, "demuestra que el teniente alcalde -Salvador Fuentes- sigue sin comprender la gravedad del cambio climático y la crisis energética que enfrentamos".

Señalan que, mientras el gobierno alemán y austriaco en octubre de este año han lanzado campañas de comunicación a su población sobre cómo actuar este invierno frente a los previsibles apagones de larga duración (puede consultarse en prensa); frente a la subida constante de los precios de la luz, y a pesar de que en la última década la estación de la Aemet del Aeropuerto de Córdoba ha batido 48 récords de máximas de temperatura, "el gobierno municipal sigue sin dar muestras de ser consciente del reto que tenemos por delante".

"La demanda de las familias del casco de poder instalar placas solares no responde a un deseo ni una moda, sino a una acuciante necesidad. Esta demanda, además, está amparada y es coherente con la Ley Andaluza de Cambio Climático de 2018, que impulsa la transición energética justa a través del autoconsumo, y que la energía provenga de fuentes de energía renovable y de proximidad; con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética estatal de 2021, que fija como objetivo para 2030, que el 74% de la energía eléctrica debe ser de origen renovable, así como acuerdos internacionales vinculantes, como el Pacto de París y el Pacto Verde Europeo, que establecen claramente que la energía es un factor clave en la lucha contra el cambio climático", indican.

Ante este escenario, sin embargo, dicen que el Ayuntamiento "sigue sin dar ningún paso palpable y efectivo para adaptar la ciudad a lo que evidentemente se nos viene". Apuntan que el teniente alcalde de Urbanismo, Salvador Fuentes, dejaba entrever esta semana en el Pleno -"aún no hemos podido saber el contenido preciso de la propuesta"- que la instalación de placas solares en el casco estaría supeditada a la obligatoriedad de que estas se mimeticen con el tejado. Es lo que se conoce como placas integradas, es decir, que son las mismas tejas las que actúan como placas.

"Nos gustaría señalar, desde ya, que esta sería una falsa solución. Primero porque ese tipo de instalación sólo son posibles en tejados con la orientación y la inclinación adecuadas, para que tengan un resultado mínimo o aceptable. Son, por tanto, en general menos eficientes que la instalación normal que permite ajustar la orientación de las placas, y directamente no viables en muchos casos (viviendas con mala orientación, con tejados sombreados o cuya cubierta sea una azotea). Son además mucho más caras. Primero porque las tejas solares son hasta ocho veces más caras que las placas. Pero es, que, al precio de estas hay que sumar que hablamos de larealización de una obra, ya que: mientras que una instalación convencional es similar a lainstalación de cualquier elemento mecánico sobre cubierta -un aire acondicionado o una antena parabólica- las “placas integradas” requieren quitar el tejado existente e instalar uno nuevo. Y, por tanto, un proyecto técnico de obras, licencias, tasas, retirada de escombros, etc", esgrimen.

En general, calculan, se puede estimar una diferencia de multiplicar el precio de la instalación convencional, que ronda los 3.500 euros para un hogar medio, a 20.000 euros o más. Este muy elevado coste añadido significaría un claro hecho discriminatorio en comparación con la ciudadanía de otros barrios de Córdoba.

Empresas suministradoras

Otro factor relevante son las empresas suministradoras, en el caso de las placas tradicionales hay multitud de empresas locales ofertantes, hecho potenciador de economía y riqueza local. Los vecinos creen, por tanto, que es preciso tener muy presente que el casco histórico de Córdoba tiene una gran extensión y diversidad. "Creemos que hay multitud de hogares en el casco donde es posible instalar las placas con impacto visual cero o mínimo".

Asímismo, "optar por la obligatoriedad de instalar placas integradas supondría, bien por ser la cubierta azotea, no disponer de la orientación adecuada, bien por la deficiente eficiencia de dichas instalaciones o bien por su coste; el dejar a muchos hogares sin el derecho a poder acceder a una energía limpia y barata".

Por ello, los vecinos dicen tener "muy claro que no habrá una barra libre y que somos los primeros en querer proteger nuestro patrimonio y si piensa (Fuentes) que podría correr peligro la protección de la zona por parte de la Unesco, quizás habría que empezar para evitarlo, retirando todas las antenas de telecomunicaciones, aires acondicionados, rótulos y demás elementos que tampoco deberían estar sobre nuestros tejados ni fachadas ni en la acera impidiendo la movilidad y accesibilidad".

Por último, indican que los plazos políticos-administrativos para implementar los acuerdos del pleno municipal son críticos debido a la inmediatez de los fondos europeos Next Generation disponibles para las energías disponibles. Y consideran que la derogación tal y como se ha aprobado en Pleno por todos los grupos municipales, debería realizarse lo antes posible. "Debe acordarse en qué situaciones y casos específicos las placas integradas podrían ser la solución para la protección del patrimonio -algo que siempre hemos tenido presente y en cuenta-. Pero, sobre todo, instamos al teniente alcalde de Urbanismo a que dialogue y consensúe con el Consejo de Distrito Centro la nueva normativa".

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2021 - 13:56 h
stats