Infraestructuras licitará un contrato para hacer el sondeo en busca de fosas en San Rafael

Sondeos realizados en el cementerio de San Rafael | ÁLEX GALLEGOS

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba -y no la empresa municipal de cementerios Cecosam-, será quien finalmente se haga cargo de llevar a cabo el sondeo previsto en el cementerio de San Rafael en busca de dos fosas comunes con cientos de represaliados, unos trabajos que se van a retrasar debido a este cambio administrativo.

Sondeos en el cementerio para acabar con el silencio sobre el enterramiento de fusilados en Córdoba

Sondeos en el cementerio para acabar con el silencio sobre el enterramiento de fusilados en Córdoba

Los trabajos iban a ser licitados y ejecutados en un principio por Cecosam pero, habiendo solicitado y recibido ya el Ayuntamiento el 75% del montante a cuenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), debe ser el propio Consistorio y no la empresa municipal quien se haga cargo, ejecute y justifique posteriormente los trabajos. De ahí que, ahora, se trabaje para generar el crédito correspondiente en favor de Infraestructuras y que este área saque a adjudicación “un contrato menor”, según ha confirmado a Cordópolis el teniente de alcalde de Infraestructuras, Antonio Álvarez.

Así, la licitación y los sondeos que estaban previstos para este mes de marzo, se retrasarán a mediados de abril y deberán estar concluido a final de mayo, plazo establecido por la FEMP para justificar el uso de sus fondos. Asimismo, desde la dirección general de Infraestructuras también se trabaja en solicitar “por si hiciera falta” una ampliación del plazo.

La intención del Ayuntamiento es “preparar rápidamente un pliego similar a los sondeos que se hicieron en el cementerio de La Salud” y adjudicar el contrato para iniciar los trabajos “sobre la tercera semana de abril” y ejecutarlos hasta final de mayo.

Localizar dos grandes fosas

El sondeo que se pretende llevar a cabo tiene como objetivo localizar dos grandes fosas comunes de personas represaliadas por el franquismo que, según los estudios previos, se encontrarían en una zona ajardinada del cementerio de San Rafael de la capital. Los testimonios orales, la documentación histórica, fotografías y los archivos apuntan a que allí podrían hallarse varios cientos de fusilados desde finales de 1939 hasta mediados de los años 40.

La sospecha de estas grandes fosas comunes se expuso por parte del equipo de investigación que llevó a cabo en 2020 unas primeras catas en el cementerio de San Rafael. Si bien esos trabajos solo hallaron enterramientos normalizados y no de represaliados, todos los indicios que obran en poder del equipo de historiadores, arqueólogos y antropólogos de la empresa Aranzadi que lo llevó a cabo, apuntaban a la existencia de dos grandes fosas donde yacen los fusilados. Y en las conclusiones de aquellas primeras catas se aconsejaba realizar un nuevo sondeo. Ese será el que se realice ahora. Todo el trabajo y el informe deben quedar concluidos en mayo y certificado así ante la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que financia este nuevo sondeo.

Los trabajos se ubicarán en un espacio verde del camposanto, en la zona denominada como cementerio civil. “La zona de enterramiento estudiada, cementerio civil o cuadro único, del cementerio de San Rafael de Córdoba, es sin lugar a dudas un espacio de enterramiento de personas represaliadas. Tenemos varias certezas, la primera son las fechas extremas de dichas inhumaciones, en cuanto a personas represaliadas se refiere, que abarcan desde el último trimestre de 1939 hasta bien entrado 1944”, se expone en el informe de la intervención arqueológica y estudio histórico de las fosas del cementerio de San Rafael de Córdoba que se hizo entre noviembre y diciembre de 2020, consultado por Cordópolis.

Enterramientos bajo una zona verde

Los expertos consideran que “existe una elevada posibilidad de hallar con un índice respetable de conservación un gran porcentaje de ambas fosas bajo esta zona verde y sus acerados perimetrales”. Se trataría de dos fosas: una primera con enterramientos de represaliados desde finales de 1939 y 1940, donde podrían encontrarse a personas condenadas a muerte por tribunales militares y quienes fallecieron siendo prisioneros en la cárcel. Mientras, en una segunda fosa, yacerían más personas represaliadas -según se cree-, a mediados de la década de los años 40.

El modo de proceder en esos años con los enterramientos en fosas comunes queda también al descubierto según el estudio histórico, que explica cómo una fosa de colmataba de cadáveres, se tapaba y, a continuación, se abría una nueva fosa para actuar de la misma forma.

Todos los estudios realizados calculan que, en el cementerio de San Rafael y el de La Salud, yacen más de 4.000 víctimas del golpe de 1936 y la represión franquista. Más de la mitad de esas personas están identificadas con nombres y apellidos, gracias al estudio documental, archivos y libros de enterramiento de ambos camposantos. En La Salud, recientemente se ha confirmado con otro sondeo el hallazgo de una gran fosa de represaliados de 1936. Y, ahora, este nuevo sondeo pretende hallar dos grandes fosas comunes en el cementerio de San Rafael.

Con esos hallazgos se trabajará posteriormente para adecuar el proyecto de excavación y exhumación de todas las personas represalidas que están enterradas en ambos cementerios de Córdoba, proyecto rubricado por las cuatro administraciones -Gobierno central, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de la capital-, que cuenta ya con la financiación comprometida por todas las instituciones (400.000 euros cada una), tras su rúbrica a finales de diciembre pasado del convenio entre todas las partes para llevar a cabo estos trabajos. La pasada semana se establecía el cronograma de actuación para iniciar esos trabajos de excavación y exhumación en este año 2022, además de abrir oficinas de información para los familiares.

Etiquetas
stats