Emacsa sustituirá el alcantarillado de El Arenal para evitar inundaciones por tormentas en la Feria

Feria en el recinto del Arenal

En una entrevista, el exconcejal de Festejos del Ayuntamiento de Córdoba por Izquierda Unida Marcelino Ferrero respondía a una de las preguntas que más se le hacía en El Arenal. Siempre jocoso, afirmaba que prefería "el polvo al lodo". Casi desde su construcción, el recinto ferial de El Arenal ha tenido un grave problema con su alcantarillado. De hecho, a finales de mayo, durante la Feria, no es descartable la llegada de fuertes tormentas en la ciudad, como ha ocurrido. Pero además, hay un problema añadido: las aguas residuales que genera una ciudad efímera a la que acuden al día unas 100.000 personas de media. La empresa municipal de aguas de Córdoba Emacsa quiere acabar con este problema endémico y acaba de sacar a contratación un pliego para la redacción de un proyecto de construcción de una nueva y definitiva red de alcantarillado.

La actual red de alcantarillado existente en el recinto ferial El Arenal de la ciudad de Córdoba ocupa una superficie de unas 28 hectáreas. Se trata fundamentalmente de una red del tipo unitario, construida en el año 1993 con tubería de fibrocemento, y diámetros comprendidos entre los 300 y los 600 mm, y que se fue ampliando posteriormente con tuberías de diversos materiales y diámetros. Según detalla Emacsa en el pliego, "en la zona sur" de El Arenal "existe una pequeña red de agua pluvial con vertido directo al río Guadalquivir. A esta red unitaria conectan las aguas residuales de las casetas de feria, así como las procedentes del Estadio Municipal de Fútbol". Es decir, todas esas aguas residuales acaban en el Guadalquivir, causando un problema medioambiental al que se le quiere poner fin.

Emacsa busca ahora ingenieros que redacten el proyecto para acometer esta obra, que tiene su complejidad. El objetivo pasa por construir una completa red de alcantarillado que desemboque en un colector situado más al norte, que sí que llega a conectar con la depuradora de aguas residuales de La Golondrina a través de un bombeo de esas aguas residuales. También se quiere conectar con el futuro tanque de tormentas que se construirá en la zona y que también desarrollará Emacsa. El objetivo es mejorar el drenaje de todo el recinto ferial y que ni la lluvia ni las aguas residuales conviertan El Arenal en un lodazal.

Hasta ahora, las instalaciones en El Arenal eran efímeras. Aunque se viene usando desde 1993, según las normas urbanísticas la Feria debería trasladarse al otro lado de la autovía. Pero ese es un proyecto que se ha ido aplazando y descartando por parte de las diferentes administraciones. Por eso, cada Feria había que construir y posteriormente desmontar todo, incluida la red eléctrica, que nunca se ha quedado fija. Ahora, al menos se quiere acabar con la provisionalidad en la red de alcantarillado que en mayo provocaba problemas en el Guadalquivir a su paso por Córdoba, además de molestias a los usuarios de las casetas.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2021 - 05:45 h
stats