FOTOGRAFÍA

El cordobés Alfonso Roldán, elegido mejor fotógrafo de fauna a nivel andaluz

Una de las imágenes presentadas a la Liga de la Federación Andaluza de Fotografía

Horas dedicadas a sacar una sola imagen, a capturar una pelea entre dos abejarucos o a un murciélago saliendo de su cueva. Decenas de tácticas para conseguir inmortalizar momentos de la vida de la fauna cordobesa. Esto es lo que ha hecho que el cordobés Alfonso Roldán haya sido el ganador de la Liga de la Federación Andaluza de Fotografía, elegido entre casi 700 fotógrafos de toda la comunidad.

Alfonso cuenta a Cordópolis que ya su pasión por la naturaleza le venía desde pequeño, cuando con un grupo de amigos de los campamentos de scout salía a observar animales. Una pasión provocada, en parte, por los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente. El cordobés estudió Biología para conocer aún más sobre la naturaleza, continuando con las excursiones al campo con su grupo de amigos, quienes sí podían capturar algunos de aquellos momentos. “Me daba rabia porque ellos podían plasmar esa imagen, ese recuerdo porque tenían una cámara, pensaba que a mi se me podía dar bien pero como no tenía pues me aguantaba”.

Pero el día de tener aquella cámara tan deseada llegó hace 24 años, cuando su exmujer le regaló una Nikon de carrete. “Me regaló la cámara para fotografiar a mi hijo y terminé haciendo fotos a los animales”, recuerda. Ahí comenzó su aventnura en el mundo de la fotografía de naturaleza, categoría en la que se ha presentado a la mayoría de concursos y en que le ha llevado a obtener numerosos premios.

Ente los galardones que ha recibido en este año se encuentran el primero puesto en la V Liga Andaluza de Fotografía a nivel general y en la categoría de naturaleza, el primer premio en el Concurso Objetivo la Naturaleza del Club atletismo Calatayud; el primer galardón en el IX Concurso Nacional de Fotografía, Caza, Naturaleza y Conservación y el premio a la Fotografía con Mayor Valor Natural del XV Concurso fotográfico Naturaleza de la Rioja. También ha conseguido ser finalista en The Royal Society of Biology´s photo prize y la medalla de plata en el XII International Photo Salon de Bulgaria.

Concretamente, en la Liga de la Federación Andaluza de Fotógrafos, Alfonso ha sido elegido el mejor entre 600 profesionales que se han presentado al conjunto de las categorías. Según detalla, la Liga consiste en que cada uno presenta una fotografía, tras un periodo de tiempo determinado, esta es juzgada por un jurado nacional que le otorga un total de puntos. En esta ocasión -la primera de Alfonso- han presentado un total de ocho fotografías entre 2021 y lo que va de 2022 y el cordobés ha sido el que más puntos ha obtenido. Algo que le ha pillado por sorpresa ya que, confirma, “tenía esperanzas en el de naturaleza, pero no me imaginaba quedar bien en el general porque van fotógrafos muy prestigiosos”.

Tras las imágenes de fauna se esconde, detalla, una gran cantidad de tácticas y horas para conseguir capturar el momento en el que se ven envueltos los animales. Una de las más curiosas es la técnica con rayos infrarrojos para conseguir capturar a un murciélago en movimiento. “Tuve que utilizar una técnica de alta velocidad con una barrera de infrarrojos. Cuando alguien los atraviesa, se dispara la cámara. Entonces lo instalé en una cueva por la noche, me fui unas horas y volví. Cuando el animal sale, se dispara y tienes la imagen”, explica.

Pero no solo hay que usar técnicas a la hora de disparar la cámara, sino para atraer a los protagonistas. “Tienes que pasarte horas escondido y atraerlos con alimento”, expone. Esto le da un valor incalculable a las fotografías, “cuando alguien quiere comprarme una fotografía le digo que no tiene precio porque a lo mejor he llegado al sitio a las 6:00 y he salido a las 21:00, te pasas 15 horas escondido esperando que el animal aparezca. No es lo mismo que fotografiar modelos, edificios o plantas”.

Actualmente, a pesar de su talento comprobado en los numerosos galardones que ha recibido, Alfonso trabaja como fotógrafo en la Diputación de Córdoba y es que “es muy complicado dedicarte solo a esto”. Por ello, junto con otras 39 personas se encuentra también en la Asociación de Fotógrafos de Naturaleza de Córdoba, Fonacor, trabajando en seguir capturando momentos con sus objetivos en plena naturaleza.

Etiquetas
stats