Córdoba registra más de un centenar de focos de mosquito tigre este año

Un ejemplar de mosquito tigre | PIXABAY

La empresa municipal de saneamiento de Córdoba, Sadeco, ha contabilizado la aparición de más de un centenar de focos de mosquito tigre en la capital en lo que va de año. En concreto, ha atendido 161 avisos recibidos sobre la aparición de esta especie y ha registrado un total de 106 focos de mosquito tigre en lo que va de 2021, según han informado a este periódico fuentes de la empresa.

De entre el total de focos, 16 fueron catalogados con "infestación grave" -al tener ejemplares adultos, abundantes focos de cría y larvas-, 23 focos tenían "infestación media" -con presencia de ejemplares adultos, algún foco de cría y larvas-, y la mayoría, 67 focos, tenían "infestación leve", con presencia de mosquitos tigre adultos pero sin focos de cría ni larvas.

El mosquito tigre es una especie eminentemente urbana que no utiliza ríos, arroyos y grandes volúmenes de agua para reproducirse, sino que lo hace en acumulaciones de agua en pequeños recipientes, residuos abandonados, huecos de árboles, imbornales, platos de las macetas, bebederos de animales, piscinas, fuentes, etc. Es frecuente en jardines donde el riego es elevado y quedan, de forma habitual, restos de agua acumulados en determinadas zonas en las que pueden realizar la puesta de huevos.

La gravedad de la picadura del mosquito tigre depende de la reacción adversa que genere en cada persona, pero reviste mayor riesgo que otros mosquitos por ser potencialmente vectores de enfermedades víricas. Otra característica propia de este mosquito es que suele picar durante el día, preferentemente a primera hora de la mañana y última de la tarde.

Focos por distritos

Los datos registrados por Sadeco señalan que el distrito donde se acumulan un mayor número de focos a lo largo de este año es el Norte Sierra, con un total de 40; le siguen el distrito Perirubano Este Campiña con 33 focos, el distrito Centro de la ciudad con 12, el Norte Centro con 8, Poniente Norte con 5, Periurbano Oeste Sierra con 4, Sur con 2, Sureste con 1 foco detectado y otro más en polígonos industriales.

Según la estadística de la empresa municipal, "el número de casos se mantiene con respecto al año pasado en la zonas habituales -distrito Norte-, si bien se ha extendido sobre todo a la zona Centro, que representa ahora un 11% de los casos", señalan las fuentes consultadas.

Recientemente, en zonas afectadas por focos de mosquito tigre como Santa Ana de la Albaida, los vecinos han mostrado sus quejas por la situación. Muestran imágenes de ejemplares capturados en su zona y sufren constantes y numerosas picaduras, que mantienen a los vecinos en alerta, pidiendo la actuación de Sadeco que pueda poner fin a los focos de mosquitos, según han hecho saber a este periódico.

Por su parte, desde el departamento de Inspección e Higiene Ambiental de Sadeco se está ofreciendo a los vecinos un manual de prevención y control del mosquito tigre -puede consultarlo al final de esta información-. Asimismo, la empresa municipal asegura que mantiene las visitas a las zonas con avisos de vecinos, donde un biólogo del departamento de Inspección e investigador de la Universidad de Córdoba registra el hallazgo de los focos.

"No es necesario, ni conveniente, ni siquiera útil realizar tratamientos en las casas con biocidas. Basta con eliminar los focos de cría que detectamos o, en su caso, tratarlos con hipoclorito periódicamente para detener la reproducción. Para los ejemplares adultos que se detecten, usar algún insecticida doméstico, aparatos enchufables que liberan pequeñas cantidades, mosquiteras en puertas y ventanas, etc", explican desde Sadeco, que incide en que no se realizan fumigaciones sobre esta especie porque "carece de sentido dada la biología del mosquito en cuestión".

Por eso, insisten en las medidas de prevención que pueden tomar los ciudadanos para evitar la proliferación delmosquito tigre: insistir en retirar el agua de los platos de las macetas, además de clorar las rejillas del agua de las viviendas y zonas comunes.

Protocolo de actuación

Asimismo, desde Sadeco se recuerda que la empresa municipal elaboró un laboró un protocolo de actuaciones basadas en dos tipos de acciones. Por un lado, la recogida de avisos y atención personalizada: los avisos que se reciben a través del correo electrónico o por llamadas directas son registrados y generan las correspondientes órdenes de trabajo. Estas órdenes son atendidas con prioridad por personal de Sadeco y de la Universidad de Córdoba (UCO) en el marco del convenio suscrito entre ambas entidades para el control de los dípteros hematófagos en el término municipal.  

Esta atención consiste en la visita a cada domicilio afectado, localización de los focos de cría e indicaciones sobre cómo eliminarlos. La preferencia de esta especie por depositar sus huevos en pequeños acúmulos de agua (platos de macetas, rejillas de patios y cocheras, jarrones con agua, bebederos de animales, etc.), determina las acciones posteriores de los inquilinos de las viviendas, eliminando los focos o clorando los que no se pueden suprimir. 

Y, por otra parte, cuando se registra un caso positivo, se establece una estrategia de comunicación a través del Servicio Educativo de Sadeco, que recorre la zona afectada informando, con carácter preventivo, cómo reconocer al mosquito tigre y qué medidas tomar para evitar su reproducción. Cuando las medidas preventivas no se aplican, se encuentra abundancia de larvas y adultos, con las consiguientes picaduras. 

Manual para la prevención y el control del mosquito tigre by CORDÓPOLIS Diario Digital on Scribd

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2021 - 06:00 h
stats