Ciudadanos, un partido de gobierno en busca de candidato

Concejales y cargos de Ciudadanos, en los pasillos de Capitulares

En mayo de 2019, el 15% de los cordobeses de la capital que acudieron a las urnas votó a Ciudadanos. La formación naranja obtuvo más de 22.000 votos en unas elecciones en las que pasó de dos a cinco concejales en Capitulares. Sumó 9.300 votos más que en 2015 pero se convirtió en una fuerza política decisiva en el Ayuntamiento. Tanto que se integró en el equipo de gobierno, que le dio la Alcaldía al PP y el bastón de mando a José María Bellido, a cambio de la primera tenencia de Alcaldía.

Entonces, nadie podía esperar que tres años y medio después Ciudadanos iba a tener problemas para encontrar a un candidato a la Alcaldía de Córdoba con el que tratar de revalidar el apoyo. La formación naranja vive uno de los procesos de autodestrucción más vertiginosos de la historia de la restauración democrática en España, algo a lo que no ha sido ajeno ni el grupo municipal, ni la dirección local, ni tampoco la provincial.

En Córdoba, como en las otras siete capitales de Andalucía, Ciudadanos cerró su sede provincial. La formación naranja se trasladó de un despacho en el Bulevar del Gran Capitán (entonces liderado por el exconcejal José Luis Vilches) hasta un gran local en Llanos del Pretorio. La debacle en las elecciones al Parlamento de Andalucía, en la que Ciudadanos pasó de ostentar la Vicepresidencia de la Junta a quedarse sin parlamentarios, obligó a la formación naranja a cerrar sus sedes. La falta de dinero hacía imposible mantenerlas abiertas.

Pero en Córdoba capital, Ciudadanos ha vivido una crisis interna que viene incluso del mandato anterior pero que estalló en el actual. En 2019 la formación decidió que Vilches no iba a ser su candidato y que David Dorado, entonces su número dos, tampoco encabezaría la lista. Lo hizo Isabel Albás, actual primera teniente de alcalde en el Ayuntamiento. La elección de la candidatura ya provocó tensiones, que afloraron al poco tiempo. Por ejemplo, María Luisa Gómez Calero no fue elegida edil (era la número seis de la lista) pero sí gerente del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco). Su relación laboral con el concejal Manuel Torrejimeno acabó en los tribunales. Ciudadanos la expulsó pero por circunstancias Gómez Calero se convirtió en concejala tras la dimisión de Eva Timoteo (por cobrar como edil y como procuradora). Eso ha provocado que en la práctica la formación naranja perdiese una concejala.

A más, al poco de estallar el caso Infraestructuras se perdió la confianza también en David Dorado, con quien la relación nunca fue fácil. Dorado es hoy concejal no adscrito y Ciudadanos controla solo a tres de los cinco concejales que logró en 2019.

La junta municipal de Ciudadanos en Córdoba dimitió tras las elecciones autonómicas de junio. La formación naranja nombró a una gestora y el 20 de septiembre celebró unas elecciones internas que nombraron coordinador local a Cristino Cobacho. Junto a él, un equipo de nombres desconocidos: Francisco Javier Rojas (secretario),  Eduardo Fernández de la Torre (responsable de Administración Logística), Jesús Lupiañez (Enlace Institucional), José María García (Comunicación y Relaciones Sociales), José Díaz (Afiliados y Simpatizantes) y María Auxiliadora Cámara (Relaciones con Vecinos y sus Agrupaciones). 

Su primera misión era la de elegir a un candidato para la Alcaldía de Córdoba que iba a presentar en Sevilla Inés Arrimadas en un gran acto político. Pero saltó la sorpresa y Ciudadanos no pudo presentar un candidato para la Alcaldía de Córdoba. Sí que lo hizo en Lucena y en Montilla (donde actualmente no tienen representación). Según ha podido confirmar este periódico, el partido naranja habría ofrecido al teniente de alcalde de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Álvarez, ocupar el número uno de la lista de cara a las municipales y este habría rechazado esa opción hasta el momento. Igualmente, habrían dado un paso atrás hasta ahora tanto la actual primera teniente de alcalde y portavoz de Cs en el Ayuntamiento, Isabel Albás, como el también concejal naranja Manuel Torrejimeno. Ninguno quiere liderar Ciudadanos.

Las últimas encuestas le dan representación municipal a Ciudadanos con, al menos, un concejal. No obstante, la formación naranja sigue sin tener claro el nombre de la persona que liderará la candidatura en la ciudad en las próximas elecciones municipales. En septiembre, y tras la derrota en las andaluzas, la formación tenía todavía un apoyo superior al 5% de los cordobeses decididos a votar.

Etiquetas
stats