Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Este año tampoco habrá venta de higos chumbos en la calle

Chumbera infestada.

Alejandra Luque

0

Como era previsible, este año tampoco habrá venta de higos chumbos en la calle. La delegación de Comercio del Ayuntamiento de Córdoba no ha registrado ninguna solicitud a su propuesta de autorización de venta de este producto desde el 16 de julio hasta el 15 de septiembre, por lo que ha declarado desierta la convocatoria.

El problema de la falta de solicitudes radica principalmente en la carestía de este fruto provocada por la plaga de la cochinilla, un insecto que apareció por primera vez en Murcia, en el 2006, expandiéndose por la zona sur y arrasando con todas las chumberas que se encontraba su paso.

La cochinilla es un insecto picador chupador cuyas hembras son inmóviles y forman una capa algodonosa que les protege del efecto de insecticidas químicos y otros factores abióticos y bióticos. Debajo de esta capa está la hembra que se alimenta chupando la savia de las plantas y dejándolas secas. La cuestión clave que ha marcado el devenir de las chumberas es que está incluida en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Esta propia declaración autoriza a la Junta de Andalucía a no actuar para mitigar el daño de la cochinilla y evitar que desaparezca esta planta. Realmente eso es lo que pretenden las administraciones en base a su carácter invasor.

Tal y como contábamos en este reportaje, la administración autonómica solo podría intervenir en dos supuestos muy distintos. El primero, si las chumberas fueron un cultivo, característica que no tienen dado que son una especie invasora que se usaba antaño para marcar las lindes entre las fincas.

El segundo supuesto sobre el que se podría amparar la Junta para actuar sería que, aun siendo esta planta una especie invasora, la plaga que le afectara fuera “de cuarentena”, es decir, que pudiera afectar a la salud pública u a otros cultivos. Dado que no se da ninguno de estos dos supuestos, la administración autonómica no actúa para la erradicación de la cochinilla.

Etiquetas
stats