La lentitud de los ayuntamientos se topa con la falta de habilitados nacionales: un tercio de sus puestos están vacantes

Fachada del Ayuntamiento de Pozoblanco.

El buen funcionamiento de un ayuntamiento casi siempre depende más de que el sistema de sus funcionarios y empleados municipales esté bien engrasado que de la llegada de uno u otro partido. Y entre sus puestos clave destaca el de los habilitados nacionales, los altos funcionarios que ejercen las tareas de control, fiscalización y que facilitan o bloquean precisamente la labor de gobierno. Pues bien, los ayuntamientos tienen en la actualidad un déficit extremo de este tipo de empleados. En Córdoba, por ejemplo, está vacante uno de cada tres puestos disponibles, generando un enorme tapón en la gestión diaria de las entidades locales.

En una respuesta parlamentaria al senador del PP Fernando Priego (que además es alcalde de Cabra), el Gobierno reconoce que en Córdoba los ayuntamientos y la Diputación tienen "154 puestos reservados a funcionarios de Administración local con habilitación de carácter nacional". De todos, "se encuentran vacantes 52". Es decir, un tercio de estos puestos no están actualmente ocupados, lo que retrasa mucho la labor de gestión de estas entidades.

"A este respecto cabe señalar que pese a las numerosas plazas ofertadas y convocadas a través de las ofertas de empleo público en los últimos años en todo el territorio nacional, ha quedado un gran número de plazas sin cubrir. Así, en la última convocatoria de plazas de Secretarios e Interventores-Tesoreros solo se ha cubierto el 30% de las mismas", en toda España, admite el Gobierno.

Para paliar la situación de déficit de personal que afecta

a diferentes cuerpos de la Administración General del Estado (AGE), en general, y a los funcionarios

de Entidades Locales con habilitación de carácter nacional, en particular, la Dirección General de la Función Pública del Ministerio de Política Territorial y Función Pública "ha puesto en marcha un proyecto de captación del talento para el empleo público, con el objetivo de dar a conocer en diferentes centros educativos las oportunidades profesionales que este ofrece", agrega el Ejecutivo. "En las charlas y encuentros que se realizan en el marco de este proyecto se fomenta el conocimiento de la Escala de Secretarios e Interventores, dado su carácter deficitario en número, explicando el contenido del proceso selectivo así como las funciones y tareas que se desarrollan", exponen.

Este tipo de oposiciones son de las más difíciles de lograr. Los temarios son de los más amplios de todo el cuerpo de funcionarios de España, además de que, de media, un aspirante puede estar hasta cinco años estudiando para lograr estar preparado y obtener una plaza.

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2020 - 04:02 h
stats