La Junta defiende que los centros educativos se involucren en los problemas medioambientales

Cementera Cosmos, vista desde un colegio | MADERO CUBERO

La delegada territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Córdoba, Esther Ruiz, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Córdoba, Francisco de Paula Algar, han destacado la importancia de que los centros se involucren en los problemas medioambientales que hay en su zona de influencia, a través del nuevo Plan de Actuación Medioambiental Aldea.

Según la información facilitada a Europa Press por la Junta, así lo han puesto de manifiesto ambos delegados durante una reunión de trabajo en la que han manifestado su intención de abrir nuevas líneas de colaboración en el futuro para impulsar más aún este plan en toda la provincia.

Aldea es un programa educativo enfocado a la Educación Ambiental, fruto de un convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y tiene recién cumplidos los 25 años, lo que le otorga ser el programa de esta temática más estable del sistema educativo.

El programa Aldea emprende en este curso académico una nueva andadura, donde la Educación Ambiental no será considerada como un recurso o una disciplina más. Teniendo en cuenta el carácter abierto y flexible del plan, las actuaciones educativas en torno al medioambiente, se plasmarán en el Plan de Actuación e integrarán en el Proyecto Educativo del Centro.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, ha señalado que “con este nuevo plan los centros inscritos en el programa Aldea (a excepción de las EcoEscuelas), contarán por primera vez con un nuevo enfoque, más práctico y realista. El centro educativo primero debe hacer un estudio concienzudo de sus propias necesidades ambientales y en base al mismo tendrán que realizar un plan de actuación para cubrirlas. Finalmente, evaluarán si realmente lo han conseguido”.

Por su parte, la delegada de Educación, Esther Ruiz, ha aclarado que “no se trata de que desaparezcan las anteriores líneas de trabajo, ni materiales didácticos o recursos educativos, sino de incrementar su coherencia. Se trata de que toda la comunidad educativa se involucre y adapte el plan a la realidad ambiental que tiene su centro y su entorno, para finalmente evaluar el proceso una vez concluido”, agradeciendo Ruiz la implicación del profesorado, por “desarrollar nuevos programas en las aulas y motivar al alumnado en proyectos de interés social”.

Los delegados han manifestado, además, que todo ello hará posible que el alumnado y el profesorado disfrute más del medio ambiente y del entorno natural que les rodea, pero también que se impliquen activamente en la resolución de los problemas ambientales de su zona y colaboren para mitigar los actuales problemas ambientales a escala global.

En la provincia de Córdoba participarán durante este curso en el Plan Aldea más de 12.800 alumnos y 63 centros, mientras que en EcoEscuelas lo harán 8.500 alumnos y 34 centros. Los participantes, a través de actividades de investigación participativa, trabajarán con temas de reciclaje, cambio climático, ecohuertos, ecosistemas forestales y flora silvestre, conservación de las aves y sus hábitats, parques naturales y reservas naturales.

De igual forma, desarrollarán en un plan concreto e individualizado la temática de los problemas medioambientales que tiene cada centro educativo, referentes, por ejemplo, a pérdidas energéticas, sistemas de aire acondicionado, además de concienciar sobre el cambio climático y el reciclaje, y su impacto en el medio ambiente.

Etiquetas
stats