El juicio contra el Santander, clave para que la cooperativa de Encinas Reales supere el concurso de acreedores

Protesta de los cooperativistas de Encinas Reales contra el Banco Santander | ÁLEX GALLEGOS

La cooperativa Nuestro Padre Jesús Nazareno de Encinas Reales espera superar el concurso de acreedores al que se ha acogido de manera voluntaria si prospera el juicio que mantiene la entidad contra el Banco Santander. La cooperativa Nuestro Padre Jesús Nazareno de Encinas Reales que perdió 2,4 millones de los ahorros de sus 1.500 socios con la quiebra del Banco Popular ha dicho basta y ha tenido que solicitar el concurso voluntario de acreedores, al ser incapaz de hacer frente a sus pagos. El Juzgado de lo Mercantil de Córdoba ha dictado un edicto por el que aprueba el concurso y encarga a Legal Token que administre los bienes de esta importante cooperativa para evitar su disolución.

Fuentes cercanas a la Cooperativa han indicado que se han visto obligados a solicitar la situación concursal tras la pérdida de los bonos adquiridos por asesoramiento de Banca Privada del Banco Santander por importe total de 2.420.902 euros. Las fuentes recuerdan que, en octubre del año 2015, Banca Privada de Banco Santander ofreció a la cooperativa la adquisición, con los excedentes de tesorería de la sección de crédito, de 42 bonos emitidos por la sociedad BPE Financiaciones, S.A., sociedad perteneciente al Grupo Banco Popular. Estos bonos se encontraban garantizados por el propio Banco Popular Español, por aquel entonces una entidad financiera de reconocido prestigio. La sorpresiva resolución del Banco Popular el día 7 de junio de 2017 que se concretó con la venta por 1 euro precisamente a Banco de Santander provocó la total pérdida de la inversión de la sociedad cooperativa con la consiguiente merma económica en las arcas de la sección de crédito.

Tras un proceso de negociación con los acreedores de la cooperativa, en su totalidad socios cooperativistas, y una vez aprobado un plan de viabilidad que permitiera reestructurar el balance de la entidad y superar la situación, las dificultades para la ejecución de este plan han desembocado en la conveniencia de acogerse a la Ley Concursal. A este respecto, en una asamblea celebrada el pasado 10 de junio los socios decidieron acogerse a este mecanismo legal para garantizar la viabilidad y el futuro de la cooperativa, que ha sido tradicionalmente una empresa solvente, con negocio, histórico en la localidad de Encinas Reales y que, además, da cobertura a los agricultores y socios de la población, según concretan las fuentes.

También explican que el respaldo de los socios agricultores no ha cesado en este tiempo manteniéndose la actividad económica por lo que no se entiende un futuro en Encinas Reales que no implique la subsistencia y viabilidad de la Cooperativa, por lo que la voluntad de sus socios y de su Consejo Rector es la de proponer un convenio de acreedores en el seno del concurso como garantía de futuro.

Así pues, el Consejo Rector se muestra confiado en la viabilidad futura de la Cooperativa, teniendo además, confianza en el resultado del juicio frente al Banco de Santander previsto para inicios del año 2020 en el que la Cooperativa reclama que la nulidad de los contratos de compraventa de los malogrados bonos.

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2019 - 07:55 h
stats