Jícar construirá y explotará la principal área de servicio de la Autovía de Málaga

Varios vehículos, en la A-4 cerca del cruce con la A-45 | ÁLEX GALLEGOS

Once años después de su construcción, la Autovía de Málaga (A-45) empieza a estar completa. Además de la obra en sí, esta infraestructura carecía de un servicio básico para una autovía de primer nivel como la construida: áreas de servicio con restaurantes, zonas de descanso y gasolineras. En 2009 se puso en marcha el último tramo de la autovía, tras una década de obras. En 2007, no obstante, ya estaba completa casi toda la carretera desde Córdoba hasta Lucena. Pero si un conductor se quedaba sin gasolina, sentía alguna necesidad para ir al baño o simplemente quería tomarse un café tenía que desviarse de la autovía, entrar en un pueblo y buscar una de las múltiples áreas de servicio de la antigua N-331.

En 2009 se abrió el área de servicio de Lucena. Primero en una margen de la carretera y después en otra. Hasta entonces, la A-45 tenía más de 100 kilómetros sin zonas de asistencia, algo prohibido por la Unión Europea. Ahora, nueve años después, el Ministerio de Fomento acaba de adjudicar la construcción y explotación de la segunda de sus áreas, la localizada en el término municipal de La Rambla pero en las inmediaciones del casco urbano de Fernán Núñez. La obra salió a contratación en 2015, pero no ha sido hasta tres años después cuando se ha podido adjudicar. La construirá y explotará una empresa local, la constructora de Montemayor Jícar.

Jícar, que explota y formó parte de la construcción del área de servicio de Lucena, ha sido la única empresa que se ha presentado a este concurso. La constructora montemayorense ha ofertado un canon anual de 30.000 euros, que pagará al Ministerio de Fomento. En total, tendrá la gestión de este área de servicio durante los próximos 39 años, según consta en el documento de adjudicación, al que ha tenido acceso este periódico.

De esta manera, el área de La Rambla deberá contar con una gasolinera, un restaurante-cafetería, una zona de juegos para niños, un aparcamiento diferenciado para turismos, caravanas y vehículos pesados, jardines y servicios de uso gratuito.

En cuanto a la gasolinera, deberá dimensionarse para poder suministrar combustible de forma simultánea a cuatro vehículos ligeros y a dos vehículos pesados. Deberá estar abierta las 24 horas del día durante siete días a la semana. El restaurante-cafetería también tendrá un horario amplio, abierto de 7:00 de la mañana hasta las 23:00 de la noche como mínimo, según consta en el pliego.

Etiquetas
stats