El hospital Quirón forma a padres en primeros auxilios ante casos de emergencia

Taller de primeros auxilios destinados a padres.

El Hospital Quirónsalud Córdoba ha organizado el taller Primeros auxilios para niños. Detalles que salvan vidas, destinado a mejorar la educación sanitaria de los padres en primeros auxilios y dotarles de los conocimientos teórico-prácticos necesarios para actuar de forma eficaz ante un caso de emergencia.

Según ha indicado la institución sanitaria en una nota, en el taller se han abordado cuestiones como la reanimación cardiopulmonar, el uso del desfibrilador semiautomático y la obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño. Además, se ha indicado cómo actuar en caso de traumatismos, heridas, hemorragias, pérdida de consciencia, síncopes, picaduras y mordeduras y reacciones alérgicas. Asimismo, se han abordado las crisis de asma y convulsivas y especificado cuál es el material necesario en un botiquín.

Los accidentes son las causas más frecuentes de lesiones y muerte en la edad infantil, y una buena atención en los primeros minutos tras haberlos sufrido puede ser de gran importancia e, incluso, puede evitar lesiones irreversibles a largo plazo, según ha indicado Daniel Ruiz, pediatra del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha impartido el taller.

En este sentido, ha señalado que las caídas, muchas veces banales, “pueden ser importantes cuando dan lugar a un golpe en la cabeza, por lo que es importante conocer los signos de alarma que nos deben alertar ante la posible presencia de una fractura craneal o lesión intracraneal”. Las heridas y quemaduras en ocasiones pueden ser tratadas en el domicilio, pero hay algunas que por su importancia deben ser valoradas por un profesional sanitario, “así que es importante saber identificarlas”.

El especialista ha destacado que en una crisis convulsiva, que en muchos casos puede ceder sin necesidad de medicación, “si reaccionamos de manera inadecuada o intentamos trasladar al niño durante la crisis, o sujetarlo firmemente evitando los movimientos que acompañan a las crisis, podemos causarle traumatismos o incluso provocarle la asfixia si intentamos introducirle las manos o cualquier objeto en la boca, atendiendo al falso mito de que hay que abrir la boca para que no se trague la lengua”.

En una parada cardiorrespiratoria, la atención inicial con las maniobras que forman parte de la Reanimación Cardiopulmonar Básica proporcionará oxigenación de emergencia a los tejidos más susceptibles de lesión en caso de falta de oxígeno, como el cerebro, evitando secuelas a largo plazo y contribuyendo a salvar la vida del niño.

Así, es importante, según el doctor Ruiz, que los padres tengan formación en primeros auxilios para los pequeños, “teniendo siempre en cuenta que el pilar más importante es la prevención”.

Etiquetas
stats