Los funcionarios de la cárcel se concentran contra las agresiones al personal de prisiones

Concentración ante la prisión de Córdoba en contra de las agresiones a funcionarios.

Funcionarios de prisiones se han concentrado este miércoles ante las puertas de la cárcel de Córdoba en una protesta bajo el lema Prisiones sin agresiones, que se ha repetido en las prisiones de todo el país contra la agresión sufrida por un funcionario en el penal de Soto del Real.

Los representantes sindicales de los trabajadores de prisión -Acaip, UGT, CCOO y CSIF- han advertido de que “el personal penitenciario está siendo objeto de innumerables agresiones en el interior de los centros, incrementándose de forma alarmante tanto su número como la gravedad de las mismas. No hay más que observar la brutalidad de la última agresión producida en el Centro Penitenciario de Madrid V (Soto del Real)”, donde este martes un interno le propinó tres puñaladas con un objeto punzante a un funcionario.

“Los hechos se produjeron sobre las 20:15. Durante el transcurso de una llamada telefónica el interno manifiesta sentirse mal cayendo al suelo. Cuando los funcionarios acuden a socorrerlo el interno se levanta y comienza a agredir con un objeto punzante a un funcionario llegándole a propinar hasta tres puñaladas”, aseguran.

En un comunicado, los funcionarios de prisiones señalan que “por desgracia esta agresión no es un hecho aislado. Es un ejemplo de lo que vivimos diariamente los trabajadores de IIPP. Son ya más de 2.100 agresiones en los últimos seis años y la Administración penitenciaria sigue sin tomar medidas para poner freno a las agresiones que sufrimos los trabajadores de Instituciones Penitenciarias”.

“La acuciante falta de personal con más de 3.400 vacantes sin ocupar, redunda en una debilidad para la seguridad de todos los internos y trabajadores penitenciarios,por lo que se hace imprescindible un incremento de plantilla y una mejora en la clasificación regimental de los reclusos”, dicen.

Asimismo, entienden que es “necesario endurecer las sanciones regimentales y disciplinarias a los agresores y reclamamos de manera urgente la consideración de agentes de autoridad, junto con una mejora del Protocolo de Agresiones que establezca las medidas preventivas adecuadas. Sin olvidarnos de la grave problemática de los internos que padecen enfermedades mentales”.

Etiquetas
stats