Para enjugar sus lágrimas

Pañuelo donado a Nuestra Señora de la Salud | HERMANDAD DE LA AGONÍA

Escribió el poeta Pablo García Baena a Nuestra Señora Madre de Dios en sus Tristezas Abadesa del llanto. De manera paradójica, no tiene pañuelo para enjugar sus lágrimas esta imagen de la Virgen, que lleva sus manos orantes entrelazadas, pero es costumbre en las Dolorosas llevar en sus manos estas prendas, en ocasiones de nueva confección y en otros casos realizadas hace siglos. Y ambos casos se dan en las dos donaciones que han recibido esta Cuaresma las imágenes de la Virgen del Amor, de la cofradía de Pasión, y la de la Salud, de la Agonía.

La Dolorosa del Alcázar Viejo recibió a finales del pasado mes de febrero un pañuelo realizado sobre un diseño hecho ex profeso para Ella confeccionado con camaraña muy fina siguiendo técnicas que ya se usaban en el siglo XVI con hilos metálicos de oro y con motivos como conchas de hojilla, arañas entrelazadas, punto de la Virgen y punto de París. Todo va alrededor de un cuadrado de organza de seda en el centro del pañuelo, en el que aparece bordada la frase: Amor de San Basilio. La familia Segovia Prieto es la que ha regalado esta preciosa y delicada pieza que la Virgen del Amor podría lucir en su estación de penitencia del próximo Miércoles Santo.

El autor de este pañuelo es el sevillano Alfonso Aguilar, que ya ha realizado importantes trabajos para Sevilla y también para Córdoba, como la malla de la toca de sobremanto de la Madre del Redentor, Nuestra Señora de la Salud. Y precisamente esta imagen también ha recibido otro pañuelo ya en este mes de marzo. En este caso, ha sido su vestidor, Francisco Mira, quien ha querido obsequiar a la imagen a la que viste desde hace catorce años para darle las gracias “por todas las ocasiones en que Ella le ha ofrecido consuelo bajo su manto”, según palabras del donante recogidas por la hermandad de la Agonía en sus redes sociales. Este pañuelo está realizado en punto de aguja a finales del siglo XIX y ha sido adquirido en un anticuario francés. La imagen lo estrenará el próximo Martes Santo.

Los pañuelos de distintos tipos de encaje como los que han sido donados a las imágenes del Amor y de la Salud eran piezas muy preciadas en siglos pasados por las damas de la nobleza, que enriquecían con ellos sus ajuares. Además, también desde antiguo se utilizaban por las imágenes sagradas como sigue ocurriendo ahora.

Etiquetas
stats