El efecto Semana Santa apenas se nota en la capital: el paro bajó solo en 23 personas

Una marea de público en la carrera oficial de este año | TONI BLANCO

El mercado laboral en Córdoba capital y en la provincia empiezan a llevar derroteros muy diferentes. Históricamente, la ciudad también había sido origen de muchos de los jornaleros que durante cada campaña agrícola se ganaban la vida en el campo. De hecho, el Ayuntamiento de Córdoba recibe fondos del antiguo PER y es a cargo de éste como se han costeado muchas de sus infraestructuras. Ahora es diferente. La gran masa laboral del campo cordobés está en los pueblos. La capital ha quedado como empleadora del sector servicios, principalmente gracias al tirón del turismo. Pero marzo ha sido un mes extraño.

Así, Córdoba capital se ha comportado de una manera muy diferente a la provincia. En los pueblos, el desempleo ha crecido en marzo en prácticamente 1.000 personas, tras finalizar definitivamente la campaña de la aceituna (cuyo agotamiento ya se notó en febrero). Pero el dato más extraño es que pese a que la Semana Santa ha caído en marzo, esta celebración no ha contribuido a que descienda de manera notable el desempleo en la capital (y tampoco en la provincia).

Así, en Córdoba ciudad el paro ha descendido (a diferencia de lo ocurrido en la provincia), pero de forma muy escasa. Según el Observatorio Argos de la Junta de Andalucía, en Córdoba capital hay 23 personas menos inscritas en los servicios de demanda de empleo. Así, la ciudad ha pasado de contar con 36.192 desempleados en el mes de febrero a contar ahora con 36.169.

Desde CCOO lo tienen claro. "La Semana Santa no ha sido capaz de compensar la pérdida de empleo en el campo por la finalización de la campaña de la aceituna", ha asegurado el secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino.

Este responsable sindical ahonda en lo que pueden ser las causas. "Que en lo que va de año sólo se hayan formalizado 4.537 contratos indefinidos en toda la provincia, es decir, el 3,21% del total de contratos realizados, da idea de la precarización del empleo en Córdoba", insiste. Merino vuelve a remarcar en la necesidad de arbitrar medidas urgentes conducentes a un cambio de modelo productivo que permita obtener un mayor valor añadido de las actividades tradicionales y la potenciación de sectores emergentes y creadores de empleo de calidad.

"El turismo tampoco ha ayudado a reducir el desempleo a pesar de la numerosa llegada de visitantes durante la pasada Semana Santa", ha asegurado por su parte la presidenta del sindicato CSIF, Dolores Navas. Desde CSIF se subraya que, una vez más, es la agricultura la mayor responsable de la subida del paro en Córdoba el mes pasado como consecuencia de la finalización de la campaña de recogida de la aceituna. La máxima responsable provincial del sindicato recuerda que la dependencia de Córdoba de determinados sectores productivos marcados por la temporalidad provoca que el índice de contratación temporal sea de los más elevados en España.

Etiquetas
stats