Durán se convierte en presidente de los parlamentos regionales europeos

Juan Pablo Durán, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

El presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, considera fundamental la presencia regional en la construcción europea y desde la Presidencia de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE) que asume desde hoy para el año 2017 impulsará un programa “colectivo” para que los parlamentos autonómicos y regionales se conviertan en “puentes” que conecten directamente a los ciudadanos con las instituciones europeas“.

En la ceremonia del traspaso de poderes de CALRE celebrada hoy en el Parlamento de Andalucía, el Presidente saliente, Raffaele Cattaneo entregó a Durán el bastón de mando “Makila”, que simboliza la Presidencia, en un acto en el que intervinieron la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el presidente del Senado, Pío García Escudero; y al que asistieron representantes de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos de España (COPREPA), y miembros de la Mesa de la Cámara autonómica, entre otras autoridades.

En su discurso tras asumir la Presidencia de CALRE, Durán afirmó que para desplegar una política eficaz y útil el único camino a seguir pasa por la presencia y opinión de los responsables políticos locales y regionales a la hora de debatir y aprobar las leyes que afectan a la ciudadanía. “Europa tiene que liderar un siglo XXI más comprometido con sus habitantes y convertirse en un espacio más libre, justo y solidario”.

Durán recordó que el Parlamento de Andalucía cumple 35 años en este 2017 y que, al igual que en los inicios de la andadura democrática nuestra comunidad tuvo que hacer frente a retos muy complejos, Europa se sitúa en un escenario que marcará su futuro más próximo y que obliga a encarar nuevos desafíos en materia de política económica; seguridad y lucha contra el terrorismo; auge de los ultra-nacionalismos; recuperación de la confianza en las instituciones; lucha contra el cambio climático; las consecuencias del Brexit o la acogida a los refugiados.

El papel de CALRE en Europa

Por eso, señaló que la solución a estos retos solo puede llegar desde “el diálogo” y “el consenso” en el seno de las instituciones europeas, y en este punto las regiones tienen un papel esencial en la consolidación del modelo europeo y en el acercamiento a la ciudadanía. Destacó, además, que la CALRE debe seguir desempeñando un papel importante en el futuro de Europa, que pasa por el bienestar de sus territorios reduciendo las diferencias entre los mismos, y hacerlo tomando como referencia la Declaración Fundacional de esta Conferencia, sellada en Oviedo hace 20 años, y que marca la necesidad de asegurar que nuestras autonomías y regiones se sientan copartícipes en la adopción de decisiones de relevancia europea.

“Los parlamentos representamos democráticamente a los ciudadanos, no somos ajenos a la sociedad, porque de ella provenimos y a ella dirigimos nuestros esfuerzos, pero debemos caminar al ritmo que nos marca la ciudadanía, que nos exige agilidad en las decisiones, responsabilidad, eficiencia, participación, ejemplaridad y transparencia”, subrayó Durán, que agrego que sólo así se recuperará la confianza en sus instituciones.

La mejor receta frente a los antieuropeos, extremistas y xenófobos

Para el presidente del Parlamento andaluz, la “mejor receta” frente a los que quieren erosionar nuestro sistema democrático, “frente a los antieuropeos, extremistas y xenófobos que aseguran que Europa es un problema”, es hacer una Europa más justa y solidaria, en la que “las personas estén en el centro de la toma de decisiones”.

“Ahora más que nunca tenemos la obligación de representar fielmente a los ciudadanos, con unidad y responsabilidad, llegando a acuerdos y consensos en beneficio de la ciudadanía, apostando por la cohesión social y territorial, la igualdad, la equidad, la creación de empleo y mejores servicios sociales y el Parlamento es el espacio físico adecuado para hacerlo”.

En este año 2017 en el que se conmemora el 60 aniversario del Tratado de Roma, apostó porque la CALRE siga trasladando a las instituciones europeas la necesidad de poner en marcha medidas y políticas de fortalecimiento de la democracia y que preserven la convivencia y la tolerancia y los valores que forjaron la UE.

Que las instituciones en Bruselas miren al Sur

Tras poner en valor el plan de ayuda urgente a los refugiados reclamado recientemente por la presidenta Susana Díaz, solicitó a las instituciones en Bruselas que “miren al Sur y que aprovechen el valor que aporta nuestra posición estratégica” y se mostró convencido de la importante contribución que España puede hacer al objetivo de una Europa de las regiones más fuerte y más sólida.

En este sentido, saludó el acuerdo de la Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada el pasado 17 de enero de convocar la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea para este 2017 con el objetivo de reforzar la coordinación y cooperación de las Comunidades Autónomas y el Gobierno de España en aquellas decisiones, actividades y políticas que emanan de Bruselas y que nos afectan a todos, y calificó de “positivo” que los gobiernos autonómicos sumen esfuerzos para alcanzar unos objetivos que comparten las asambleas legislativas.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha destacado el hecho de que Durán asuma una responsabilidad que va a permitir, en un “momento difícil para España y Europa que la voz de los andaluces se escuche con claridad” en ese órgano, que sirve de coordinación entre los distintos parlamentos autonómicos de ocho países de la Unión Europea. Susana Díaz ha insistido en la importancia de que la voz de Andalucía se escuche y, desde aquí, se levante la voz para que los parlamentos sean ese “instrumento de cercanía entre los ciudadanos y sus instituciones”, si queremos recuperar la credibilidad de los gobernantes y la confianza de la ciudadanía en sus instituciones. La presidenta ha confiado en que cuanto antes se produzca un cambio de rumbo en la UE y que, por parte de los parlamentos autonómicos, se sea capaz de transmitir esa necesidad de “sensibilidad, de mirada solidaria al sur, de mirada a los jóvenes en el conjunto de Europa y de que el viejo continente vuelva a ser un ejemplo, al que todo el mundo quiera pertenecer y se sienta orgulloso”.

A continuación, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, felicitó a Juan Pablo Durán por su elección como presidente de la CALRE y recordó que “las dificultades que hoy afronta Europa probablemente no tengan precedentes por su dimensión y su complejidad”, por lo que, según dijo, “los países de la Unión tenemos que mostrar capacidad de respuesta ante estos problemas nuevos pero de gran calado”. “Ahora es cuando más debemos reivindicar los grandes valores encarnados por el proyecto europeo”, animó el presidente de la Cámara Alta.

El presidente saliente de la CALRE, Raffaele Cattaneo, presidente del Consejo Regional de Lombardía, recordó que “se puede y se debe construir una Europa sobre la diversidad”. “¿Qué región puede hacer y enseñar esto mejor que Andalucía?”, preguntó Cattaneo en su intervención, destacando que en el Preámbulo del Estatuto de Autonomía se afirma que “Andalucía ha compilado un rico acervo cultural por la confluencia de una multiplicidad de pueblos y de civilizaciones, dando sobrado ejemplo de mestizaje humano a través de los siglos”.

Etiquetas
stats