Una deuda con el Gobierno, clave para el futuro de Rabanales 21

Entrada a Rabanales 21 | MADERO CUBERO
El Ayuntamiento escribe al Ministerio de Economía para negociar el débito del parque comercial | Ambrosio plantea que el Consistorio entre en el capital del parque tecnológico cuando sea viable |  Los comerciantes aplauden la decisión de autorizar un gran centro comercial

Rabanales 21, el parque científico tecnológico de Córdoba, vuelve a estar en la encrucijada. La entidad mantiene una deuda de 25 millones de euros con distintos acreedores, según ha informado esta mañana la alcaldesa, Isabel Ambrosio, pero el débito que más puede poner en peligro su futuro es de 4,5 millones de euros con el Ministerio de Economía. La regidora ha anunciado esta mañana que ha escrito y se ha puesto en contacto con el Ministerio para tratar de reconducir esta deuda, y dar oxígeno al parque tecnológico de cara a su futuro.

La regidora detalló que el origen de la deuda de Rabanales 21 está en la forma y el momento en que se gestó el parque tecnológico. Así, detalló que se previeron unos ingresos que todavía no se han alcanzado, por el coste de funcionamiento de la entidad y sobre todo por la “escasa demanda de suelo”, ya que las instalaciones se pusieron en carga justo cuando estalló la burbuja inmobiliaria.

De esta manera, explicó que de los 25 millones de euros de deuda de Rabanales 21, la mayor es con la Junta de Andalucía, un total de 12 millones de euros. No obstante, este débito es un “préstamo participativo”, según explicó la regidora. Es decir, en caso de impago, la Junta se convertiría en accionista de Rabanales 21. Es lo que ha ocurrido con los bancos y cajas de ahorro que hoy poseen la mayor parte del accionariado del parque. No obstante, el débito que más preocupa es el de 4,5 millones con el Ministerio de Economía que, en caso de no ser pagado, obligaría al parque a solicitar el concurso de acreedores.

Ante ello, la propuesta de la alcaldesa pasa por renegociar el pago de este débito, que Ambrosio considera que tiene unas “condiciones leoninas”, e intentar reflotar el parque tecnológico. Una vez logrado, aseguró que el Ayuntamiento estaría dispuesto a participar en una ampliación de capital para lograr que la mayor parte del consejo de administración sea “público”.

Sobre la venta de parte del suelo para la construcción de un parque comercial, la regidora sostuvo que “es pan para hoy y hambre para mañana”, ya que la operación se cerraría por dos millones de euros y no aliviaría la situación financiera de Rabanales 21. Además, Ambrosio considera que la construcción de esta gran superficie afectaría al pequeño comercio.

COMERCIO CÓRDOBA APOYA LA DECISIÓN DEL AYUNTAMIENTO

El presidente de la Federación Provincial del Comercio Córdoba, Rafael Bados, ha mostrado su apoyo a la decisión del Ayuntamiento de no seguir adelante con el proyecto Rabanales Plaza que contemplaba la construcción de un centro comercial en una superficie del parque tecnológico Rabanales 21. La edificación hubiera supuesto el uso del 5,86% de la extensión del parque; una pérdida del 52,33% del suelo que queda disponible para actividades de producción.

“Desde la federación entendemos que la decisión municipal supone una protección al comercio de cercanía que da calidad de vida, empleos más estables, genera riqueza mediante el uso de recursos endógenos como son el alquiler de los locales y los abastecedores locales, y fortalece el autoempleo y el emprendimiento”, ha comentado en rueda de prensa.

Bados ha explicado que “ni desde el punto de vista del propio parque y del comercio de cercanía es justificable esta operación”. Ha calificado como “un planteamiento de rigor y un ejercicio de responsabilidad la decisión municipal de no seguir adelante con la innovación del Plan General de Innovación Urbana (PGOU)” que, según sus palabras, “se inició de manera precipitada, ausente de consenso y carente de credibilidad”.

El presidente de los comerciantes ha definido este proyecto como “una operación meramente urbanística, especulativa y con los recursos de todos los cordobeses y que rompe con el sentido del parque científico. De hecho, aún estamos esperando a que se dé un informe objetivo más allá de un vídeo o un powerpoint sobre la fiabilidad de los datos que aportan”. Además, ha asegurado que “frente a la insustancial promesa de inversiones y puestos de trabajo, sólo aportará más precariedad laboral y el hundimiento del comercio de cercanía”.

A la Federación de Comercio de Córdoba “no le cabe la menor duda de que esta iniciativa se tomó para salvar de la quiebra la gestión de Rabanales 21 y eludir y responder por qué se ha llegado a esta situación”, ha explicado Bados.

¿Qué hacer entonces para reactivar Rabanales 21? Bados ha dejado claro que “no le corresponde a Comercio Córdoba decir qué es lo que hay que hacer, sino a sus socios. En todo caso, Comercio Córdoba apoya que en la ciudad exista un suelo de I+D+i en el parque y creemos que lo primero que hay que hacer es reformular la deuda que tiene”. “El único suelo de I+D+i que hay en la ciudad no se puede dedicar a una gran superficie comercial. Tenemos a tres minutos el centro comercial Viñuela que perfectamente puede dar soporte al parque comercial y que se vería tremendamente afectado por este centro comercial”, ha finalizado.

Etiquetas
stats