Dos cuadros de Capitulares “podrían ser” del Cabildo

A la izquierda, uno de los cuadros reclamados, durante el traslado del San Rafael de Antonio del Castillo | RAFAEL MELLADO
Un documento municipal, fechado en 2013, asegura que una demanda y el famoso crucifijo del despacho de Alcaldía podrían pertenecer a la institución eclesiástica | El Ayuntamiento, en cambio, habría entregado en 2007 bienes al Cabildo que eran suyos

Nada es lo que parece y tampoco nada es de quien parece. Un documento municipal, fechado en mayo de 2013 y al que ha tenido acceso este periódico, elaborado tras las demandas del Cabildo Catedralicio de bienes inventariados por el Ayuntamiento que podrían ser de su propiedad, puso hace dos años luz sobre una polémica que estalló ayer. Y la luz es sorprendente. El Cabildo, en numerosas cartas, había solicitado al Ayuntamiento los bienes históricos que había en la Ermita de la Salud. En 2013, el Ayuntamiento investigó si el Cabildo tenía razón o no, y las conclusiones del documento son, cuando menos, llamativas. Dos de los cuadros con motivos religiosos (la Adoración de los Reyes y el Nacimiento) colgados en el vestíbulo de Capitulares (junto al polémico cuadro de San Rafael), una demanda y el crucifijo que estaba en el despacho de Alcaldía "podrían ser" del Cabildo, según concluye este documento.

En cambio, bienes que el Ayuntamiento entregó al Cabildo en 2006, cuando le traspasó la titularidad de la Ermita de la Salud, sí que serían de propiedad municipal. Otros de los que reclama la institución religiosa o no se sabe dónde están o se han deteriorado tanto que han acabado rompiéndose, agrega este informe.

El Cabildo se ha dirigido al Ayuntamiento hasta en cinco ocasiones desde 2007 pidiendo los bienes. Ese periodo incluye los cuatro años en los que la ciudad estuvo gobernada por el PP. Desde 2013, el Ayuntamiento posee el documento municipal que avala qué podría ser del Cabildo y qué no. El documento se basa en un exhaustivo estudio sobre el inventario municipal.

Así, el Cabildo reclama la titularidad de varios cuadros. El documento concluye que tanto el de la Adoración de los Reyes como el Nacimiento podrían ser suyos. La respuesta está en las medidas de los lienzos que aporta el Cabildo en sus demandas, que coinciden exactamente con la demanda de los religiosos. No ocurre así con un tercer cuadro, el de la Purísima, también en Capitulares, cuyas medidas no son las que se corresponden.

El resto de los cuadros reclamados por el Cabildo -San Jerónimo, dos cuadros de Ángeles, Bautismo de Nuestro Padre Señor y Pasaje de las Escrituras- no constan en el inventario y se desconoce si están en alguna dependencia municipal.

Además, el documento señala que podría haber otras dos cosas más del Cabildo en poder del Ayuntamiento. Es el caso de una demanda de plata y del famoso crucifijo retirado del despacho de la Alcaldía al principio del actual mandato. La investigación destaca que ambos objetos podrían haber estado en la ermita de la Salud y pertenecer por tanto a la Iglesia.

¿QUÉ TIENE EL CABILDO QUE ES DEL AYUNTAMIENTO?

Pero el informe aporta más sorpresas. En 2007, cuando se culminó el proceso para entregar la ermita de la Salud al Cabildo (que posteriormente inmatriculó), se traspasaron por parte del Ayuntamiento una serie de alhajas que, al contrario de lo que se pensaba entonces, podrían ser de titularidad municipal. La explicación está en que la ermita de la Salud fue traspasada al Ayuntamiento en el año 1846. En 1848 el Ayuntamiento compró numerosas alhajas religiosas. Entonces, en Capitulares había una capilla y una sacristía. Esas compras se inventariaron en el año 1849. Erróneamente se pensó que procedían de la ermita de la Salud, cuando eran de la capilla y sacristía municipal.

El documento señala hasta ocho alhajas para oficiar misa que fueron compradas por el Ayuntamiento y que se traspasaron al Cabildo en el año 2007. "El Ayuntamiento de Córdoba cuenta desde tiempo inmemorial con una colección propia de alhajas, cuadros y objetos litúrgicos, puesto que en las Casas Consistoriales existían Altar y Sacristía", recuerda el informe, que cuestiona que lo que se traspasó efectivamente fuese de la ermita de la Salud. En cambio, muchas de las alhajas reclamadas por el Cabildo no se sabe exactamente dónde pueden estar.

La ermita de la Salud fue construida a principios del siglo XIX a la vez que el cementerio, en las afueras de la ciudad y sobre los restos de una ermita anterior. En concreto, la ermita se inició con la construcción de una pequeña capilla en 1665 que sería abierta al culto en 1673. Posteriormente, en 1805 se labró el edificio actual realizado por Ignacio Tomás. La ermita se incorporó al cementerio de la Salud cuando éste se construyó en 1811, por orden de los franceses que entonces dominaban la ciudad.

A mediados del siglo XIX, el Cabildo cedió al Ayuntamiento la ermita, que formaba parte del cementerio y donde se celebraba culto católico (la propia imagen de la Virgen se veneraba en su interior). No obstante, en 2006 el Consistorio devolvió la ermita al Obispado, que decidió restaurarla con una inversión de casi 900.000 euros.

Etiquetas
stats