CSIF critica la falta de auxiliares de enfermería en la prisión de Alcolea

Prisión de Córdoba. | MADERO CUBERO
El sindicato asegura que la cárcel provincial necesita al menos el triple de profesionales para poder atender en condiciones adecuadas a los internos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Córdoba ha criticado este viernes “la escasez” de auxiliares de enfermería en el Centro Penitenciario de Alcolea, en Córdoba, al tiempo que señala que la prisión requiere el triple de estos profesionales para poder atender en condiciones adecuadas a los internos, tal y como ocurre en otras cárceles del resto de España.

Por este motivo, se le ha hecho llegar un escrito a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para que ponga una solución a este problema “lo más rápido posible”, según informa en una nota el sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF en Córdoba.

Al respecto, subraya que los auxiliares de enfermería desarrollan importantes labores dentro del recinto, como es la dispensación de la medicación necesitada por los reclusos. De este modo, son los encargados de aplicar metadona a los internos que la precisan. La central sindical indica que esta situación “incrementa la sobrecarga laboral” de los trabajadores del centro penitenciario, ya que en algunos casos son ellos quienes suplen esas funciones.

Otro “problema” que afecta a los auxiliares de enfermería es “la demora a la hora de cubrir sus bajas por enfermedad o por otras razones, ya que suele tardarse más de un mes en las sustituciones”. Según CSIF, “esta realidad se ve aún más agravada con la población reclusa que hay actualmente en la prisión de Alcolea”.

SUPERA LA CAPACIDAD EN UN 55%

El sector de Instituciones Penitenciarias indica que las últimas estadísticas oficiales de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias reflejan que el centro de Córdoba acoge --a fecha del 15 de mayo de este año-- a 1.568 reclusos, una cifra que la coloca como la prisión con el mayor número de internos en Andalucía y uno de los más altos de España en términos absolutos. CSIF recuerda que este recinto fue ideado para albergar a 1.008 presos, con lo que actualmente supera su capacidad en un 55%.

Además, el sindicato lamenta que estos “problemas” se suman a otros vinculados a las condiciones de trabajo de los funcionarios que desarrollan allí su labor, así como a “la escasez de personal que aqueja a la instalación desde hace tiempo”.

El sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF Córdoba afirma que “el déficit estructural de personal que padece la prisión está agudizado por la ausencia de ofertas públicas de empleo, el incumplimiento de la tasa de reposición y el envejecimiento de la plantilla”.

Por tanto, advierte de que “sin un número suficiente de trabajadores no se pueden desarrollar los preceptos constitucionales ni garantizar la custodia de los internos”.

Etiquetas
stats