Unos cordobeses lideran la reclamación de la devolución de 10.000 entradas de Alrumbo

Público de un concierto en una imagen de archivo.

El festival de música Alrumbo debía haberse celebrado en Chiclana (Cádiz) entre el 12 y el 15 de julio pasado, combinando alojamiento en acampada desde dos días antes con los conciertos que se desarrollarían en las siguientes cuatro jornadas. Dos días antes de que la mayoría del público se desplazara hasta allí, el 8 de julio, los organizadores del festival hicieron pública su cancelación. Y desde entonces, quienes habían desembolsado entre 45 y 90 euros por asistir, reclaman la devolución de su dinero.

Entre las 10.000 personas que compraron sus entradas directamente a través de la página web del festival Alrumbo, se encuentran varios cordobeses que han creado un grupo en Facebook para reunir a todos los afectados y emprender acciones conjuntas. "Se nos prometió la devolución íntegra de las entradas pero han desaparecido", denuncia una de las cordobesas afectadas, María Dolores Medrán, en referencia a los organizadores del festival.

Hasta el momento, se han dirigido a ellos "a través de todos los medios posibles", vía Facebook, correo electrónico y a través de su web oficial. Ninguna respuesta: "En Facebook recibes un mensaje automático, el correo electrónico te lo devuelven y en la web no te responden", explica. Además, han rellenado una hoja de reclamaciones a través de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) que se ha enviado a la sede de los organizadores en Madrid, reclamación en carta certificada que les ha sido devuelta "porque la dirección no existe".

De media, cuenta esta joven afectada, cada asistente se ha gastado entre 45 y 90 euros por las entradas al festival y el camping, multiplicándose esa cantidad en los grupos de amigos que habían proyectado una semana de vacaciones y música con este plan en Chiclana.

El plazo legal para la devolución del dinero, denuncian, concluyó cuatro días después de las fechas del festival, es decir, el 19 de julio. Con impotencia, los afectados han visto pasar ya varias semanas sin obtener respuesta por parte de los organizadores, ante lo cual "algunas personas ya se han dirigido a la Guardia Civil para poner una denuncia" o reclamar que el banco les devuelva el dinero, pero "solo lo han conseguido temporalmente", dice Medrán.

En paralelo, estos jóvenes han visto cómo al público que compró sus entradas a través de plataformas como Ticketea sí se le ha devuelto el dinero, dada la responsabilidad de este tercer agente en la compraventa. Ellos, mientras tanto, esperan agrupar al máximo número de afectados posible -ya suman unos 200 en tres días desde varios puntos de España- para denunciar públicamente que no se les ha devuelto el importe de las entradas.

Etiquetas
stats