Córdoba registra un centenar de casos graves de acoso escolar

La mitad de los adolescentes asegura que ha sufrido algún episodio de acoso escolar | PIXABAY

La provincia de Córdoba ha registrado un total de 99 casos de acoso escolar en los últimos cinco años, según consta en una respuesta parlamentaria del Ministerio de Educación al diputado socialista Antonio Hurtado, que ha divulgado El Confidencial. El Ministerio de Educación considera acoso escolar “toda forma de maltrato físico, psicológico, verbal, sexual, social o aquel que se produce mediante la utilización de medios tecnológicos en el ámbito escolar y llevado a cabo generalmente entre iguales, de forma sistemática y reiterada en el tiempo, con la intencionalidad de producir un daño y aprovechándose de un desequilibrio de poder”.

En su respuesta, el departamento gubernamental expone que la mayoría de los casos de acoso escolar son los sufridos por niños de entre 12 y 14 años. En este tramo de edad y en la provincia de Córdoba, se han registrado en los últimos cinco años un total de 62 casos confirmados de acoso escolar. Entre 15 y 17 años hay un total de 27 casos. Menores son los que se registran en el tramo de edad de nueve a 11 años (ocho casos) y los dos sorprendentes casos en niños y niñas de entre seis y ocho años.

En la respuesta parlamentaria, el Ejecutivo destaca que ha cerrado con empresas privadas acuerdos para “sensibilizar y prevenir la radicalización violenta y el discurso del odio” en las aulas. Además, destaca que dispone de un teléfono para atender a las víctimas de acoso escolar, algo que no obstante es competencia de las comunidades autónomas.

El 69% de los docentes de Secundaria de Córdoba conocen casos de acoso en sus centros. Así se deprende de una encuesta efectuada por el sindicato de CSIF Córdoba. De la misma, se calcula que el 52% de los profesores y maestros consultados en la provincia afirman que en sus centros se están produciendo casos de bullying, con una especial incidencia en los niveles superiores.

El estudio elaborado por CSIF Córdoba señala que las agresiones más frecuentes son las de tipo verbal (70%), seguidas de muy lejos por las físicas (13%) y las psicológicas (9%). En cuanto a los espacios donde se tienen lugar estos episodios, el más habitual es el patio, con un 56%. En este sentido, el sindicato recuerda que en una instrucción de principio de curso se reduce el número de docentes en los recreos. Asimismo, destaca el aumento de los casos de acoso escolar a través de las redes sociales, que ya representan más de un 9% de todas las agresiones.

Más de la mitad de los adolescentes declara haber sufrido acoso sexual por parte de sus compañeros, según señala otro estudio, en este caso de la Universidad de Córdoba. Se trata de una forma muy concreta de hostigamiento visual y verbal: insultos y malas palabras o miradas son pautas demasiado comunes entre los escolares en los años de la adolescencia, según un estudio realizado por investigadoras de la Universidad de Córdoba, bajo la dirección de la catedrática de Psicología Rosario Ortega-Ruiz. Concretamente, el informe señala que el 63,1% de los chicos y el 53,1% de las chicas manifestaron haber recibido algún tipo de acoso visual o verbal de contenido sexual.

Este tipo de acoso es el más extendido en las aulas y el que, en palabras de Ortega, supone un riesgo alto para los propios agresores, que están normalizando determinadas formas de violencia en pleno desarrollo de su personalidad. Pero no es el único tipo. El estudio de la Universidad de Córdoba ha revelado que, aunque en menor medida, el acoso sexual físico y directo también está presente tanto en chicas como en chicos. En su trabajo, científicas sociales de la UCO encuestaron a 3.489 estudiantes de entre 13 y 18 años de tercero y cuarto de Educación Secundaria Obligatoria y los dos cursos de Bachillerato de centros públicos y privados de Andalucía, para conocer el alcance de este tipo de agresiones. El trabajo, recientemente publicado en International Journal of Clinical and Health Psychology, medía el acoso sexual entre compañeros de clase, ya que los estudiantes encuestados compartían aulas mixtas.

Etiquetas
stats