Córdoba podrá ser intervenida como Madrid si reincide en incumplir la regla de gasto

La interventora, la alcaldesa y el concejal de Presidencia, en un Pleno Municipal | MADERO CUBERO

El Ministerio de Hacienda intervino este martes las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. ¿Puede ocurrir en Córdoba? Sí, pero no de manera inmediata. Fuentes municipales insisten en que el Consistorio local no está como el madrileño. En el caso del Ayuntamiento de Manuela Carmena sus cuentas han terminado siendo controladas por el Gobierno central después de que éste le apercibiese en tres ejercicios seguidos por incumplir su propio Plan Económico y Financiero (PEF).

“Eso no ha ocurrido en Córdoba”, insisten las fuentes consultadas. “Lo que sí es cierto es que en Córdoba se está incumpliendo la regla de gasto y podría terminar siendo intervenido en caso de que, por segundo año consecutivo, se incumpliese esta norma y no se pusiese en marcha un Plan Económico y Financiero”, concluyen.

En abril de este año, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) le dio un toque al Ayuntamiento de Córdoba por prever un incumplimiento de la regla de gasto en los presupuestos municipales del año 2017. En el documento, AIRef ya recomendaba al Ayuntamiento tomar medidas.

Por otro lado, AIRef destacaba que, precisamente, solo los ayuntamientos de Madrid y Córdoba preveían datos de cierre de 2017 con ratios de deuda viva que les permitirían cambiar su situación en materia de concertación de nuevas operaciones de endeudamiento, pasando de la situación que han tenido en 2016 de necesidad de autorización de su órgano de tutela (ratio de deuda viva sobre ingresos corrientes de entre el 75% y el 110%) a la situación más favorable de no necesitar dicha autorización (ratio de deuda viva sobre ingresos corrientes inferior al 75%).

El caso de Madrid no ha mejorado a lo largo del año. Hasta tal punto que la semana pasada el secretario de Estado de Hacienda envió una carta a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para trasladarle que, una vez analizado el PEF, se observaba que partía de una “premisa errónea”: que para determinar el techo de gasto de 2017 y 2018 se había tomado como base “el gasto ejecutado en 2016 pese a haber excedido el máximo legal”. Así, desde Hacienda subrayaban que la propuesta del PEF del Gobierno local preveía un gasto para los años 2017 y 2018 que excedía el límite en un importe de 238.025.715,54 euros y 243.586.509,71 euros, respectivamente.

A raíz de dicho incumplimiento, y en aplicación de las medidas coercitivas contempladas en la Ley de Estabilidad, el Ministerio de Hacienda ha asumido la tutela financiera del Ayuntamiento de Madrid para reconducir sus cuentas a la senda de gasto autorizada por la ley. Para ello, la interventora del Ayuntamiento deberá enviar semanalmente informes a Hacienda sobre las operaciones financieras realizadas.

Etiquetas
stats