Conoce a los superalimentos que protegen tu cabello

Una peluquería de Córdoba.

El cabello es una parte fundamental de nuestra carta de presentación. Además de la limpieza y todos los cuidados necesarios, la alimentación es un factor  primordial para cuidar su aspecto.

Más allá de la función física, el cabello cumple un rol social importante debido a su gran influencia en la estética personal. La forma en cómo se lleve denotará distintas formas de expresión. Por esta razón, muchas personas deciden invertir tiempo y dinero para lucir un cabello brillante y saludable.

Pero, antes de adquirir diferentes productos de una industria milagrosa que promete convertir nuestra melena en lo más sedoso del mundo, debemos comprender su funcionamiento e identificar su tipo.

El cabello se origina en una raíz y posteriormente se extiende en un tallo. Brota en un folículo piloso del cuero cabelludo y está compuesto por queratina.

Existen diferentes factores que determinan el tipo de cabello que tenemos. La dieta, la circulación sanguínea, la condición emocional o el consumo de medicamentos son algunos de ellos. Sin embargo, la glándula sebácea tiene un papel importante en ‘’decretar’’ qué tipo de cabello o cuero cabelludo tiene una persona.

Esto se debe a que esta glándula es la encargada de producir el sebo que agrega fortaleza y brillo a la melena en su proceso natural. El problema se origina cuando su producción es escasa o excesiva.

Tipos de cabello:

El cabello graso: las glándulas sebáceas hiperactivas producen un exceso de sebo, esto se puede deber a cambios hormonales.

El cabello seco: es el más susceptible al quiebre, este tipo de cabello solo puede estirarse un 15 %, su causa común es la deshidratación.

El cabello normal: generalmente tiene una buena apariencia y es el resultado de un estilo de vida equilibrado.

El cabello mixto: presentan puntas secas y tienden a quebrarse, pero cuentan con raíces grasas.

Emplear suplementos alimenticios para la melena de forma puntual es bastante útil, ya que gracias a sus componentes como vitaminas, oligoelementos y biotina permite que ésta crezca de forma saludable manteniendo una estructura adecuada. Por ello, a continuación conoceremos algunos de los mejores suplementos alimenticios para mantener su vitalidad:

  • Aceite de hígado de bacalao:

De acuerdo al sitio web guiadesuplementos.es el aceite de hígado de bacalao es una excelente opción ya que tiene ventajas nutricionales en el organismo. La vitamina D y omega -3 en el aceite contribuyen al crecimiento del cabello. Su uso diario permite que sea más fuerte, tenga brillo y mayor flexibilidad.

  • La quinoa:

Es un superalimento que beneficia grandemente. Previene la caspa, y gracias a sus proteínas sellan las puntas del cabello. Su composición de tirosina hace que el color original del pelo se mantenga, evitando las canas. Por otro lado, el selenio protege el cabello de los radicales libres del sol, haciendo que el envejecimiento del cabello quede al olvido.

  • Aceite de coco:

El protagonista de las mascarillas naturales. Gracias a su riqueza en ácido láurico, el aceite de coco tiene una alta afinidad para aportar proteína al pelo. Por otra parte, su bajo peso molecular le permite penetrar fácilmente el tallo del cabello e hidratarlo.

  • La vitamina B1:

Participa en reacciones químicas de respiración celular. Colabora en la síntesis de ácidos grasos e interviene en el metabolismo de hidratos de carbono. Este fomenta el crecimiento y refuerza el cabello.

  • La vitamina C:

Cuando el cabello de somete a químicos como el tinte, o al uso de planchas de pelo se debilita. Por lo que la Vitamina C o ácido ascórbico, colabora en la formación de colágeno. De esta manera permite que la textura del pelo sea mejor y previene su caída.

Etiquetas
stats