Las confluencias que tensan a IU

Campaña de IU | ALEX GALLEGOS

Izquierda Unida es una formación acostumbrada al debate interno. Sus órganos llevan debatiendo de manera interna y externa desde prácticamente su fundación, a mediados de los años ochenta. Incluso en Córdoba se han vivido muchas batallas. Algunas han desangrado profundamente a la organización. Ahora, esos líos orgánicos vuelven a primera línea. Esta vez, son motivados por las diferentes confluencias, que de una u otra manera empiezan a tensar a Izquierda Unidad.

La elección de una propuesta de candidatura para las elecciones municipales (que después tiene que pasar por una confluencia, sea solo con Podemos o ampliándola a Ganemos como plantea ahora una carta llamamiento) ha tensado la relación entre los responsables de IU en Córdoba ciudad y la dirección provincial. Los primeros han aplazado la asamblea que iba a elegir la lista con el argumento de que se iba a presentar una alternativa. Pero los segundos sostienen que esa decisión ha incumplido el reglamento interno de la propia IU.

Según su normativa, IU puede elegir la lista de dos maneras: o por consenso o sin consenso. En el primer caso se presenta una lista única y se ratifica. En el segundo, se anuncia que no hay acuerdo y se presentan tantas listas como sean necesarias. La dirección provincial asegura que se daba el segundo caso pero se ha optado por el primero, por lo que la asamblea no debería haber sido pospuesta. Este problema de procedimiento interno podría llevar a la dirección andaluza a intervenir para poner orden y para frenar una división que parece que va a más.

Este debate, además, se produce en un momento en el que el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha escrito a la militancia anunciando que el asunto de las confluencias no está ni mucho menos decidido. Garzón responde así al debate de IU en Madrid, que denuncia que el candidato propuesto por Podemos, Íñigo Errejón, está escorando a los de su formación. Ese proceso deja la puerta abierta a que IU negocie con fortaleza las confluencias. Y Córdoba no es ajena al proceso.

La dirección provincial de IU siempre ha sostenido que Córdoba es tanto una ciudad como una provincia donde la formación puede negociar con más fuerza. Tanto por el número de militantes como por la historia de gobiernos en diferentes instituciones, IU insiste en que debe tener más protagonismo en Córdoba y su provincia. Esa fuerza, incluso, hace que en algunos momentos se haya llegado a barajar que IU lleve una voz propia.

En 2015 este debate hizo que la confluencia naufragara en Córdoba. Ganemos apostó por una agrupación de electores, donde cada partido renunciaba a serlo. IU sostuvo que no pensaba renunciar a su organización, a su estructura interna, y rechazó de plano integrarse en esa agrupación de electores. Por eso, IU se presentó en solitario.

Mientras tanto, el reloj avanza y lo que vaya a surgir a la izquierda del PSOE aún no tiene claro cómo se va a presentar a la próxima cita electoral. Los futuros electores aún no saben si habrá confluencia, quién será el candidato y qué programa se defenderá.

Dos listas, encabezadas por Pedro García y Amparo Pernichi

Finalmente, serán dos las listas que se enfrentarán, las encabezadas por Pedro García y respaldada por la dirección provincial, y la liderada por la concejala Amparo Pernichi, que cuenta con el apoyo de la dirección local.

Etiquetas
stats