La Comisaría vuelve a abrir tras acabar con la plaga de pulgas

.
El centro policial de Campo Madre de Dios ha tenido que ser cerrado al público hasta las 11.30 por los trabajos de fumigación

La Comisaría de la Policía Nacional de Campo Madre de Dios ha vuelto a reabrir sus puertas después de permanecer clausurada desde anoche por una plaga de pulgas que se había extendido por todo el edificio. La fumigación se ha desarrollado desde las 21.00 hasta las 11.30 aproximadamente, aunque a partir de las 10.00 comenzaron a entrar los primeros agentes, y de forma progresiva, en las distintas dependencias policiales.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) aseguró que el pasado viernes comunicó mediante escrito registrado la existencia de esta plaga que en un primer momento solamente afectaba a una edificación adyacente, situada en los bajos del edificio principal, donde se encuentra la unidad de protección y asistencia a las víctimas de malos tratos (UPAP). En un primer momento se procedió a la fumigación de esa única unidad, pero al trasladar a los funcionarios de la misma a otras dependencias del edificio es cuando se ha expandido esta plaga de plugas, apunta el SUP.

En este caso concreto se han tomado las medidas adecuadas para acabar con la plaga, “si bien hay una deficiencia más que notable en formación de prevención de riesgos laborales y en aplicación de medidas preventivas adecuadas entre los funcionarios policiales”, denunció el sindicato policial.

La erradicación de las pulgas se ha aplicado mediante la fumigación por el método de nebulización, lo que ha obligado a que durante unas doce horas aproximadamente este edificio permaneciera cerrado.

Etiquetas
stats